Presuntos autores de la muerte de ciclista están prófugos de la Justicia

El procedimiento se realizó a tempranas horas de este martes en el barrio Ciudad Nueva de Ciudad del Este, Departamento de Alto Paraná.

Los intervinientes allanaron la vivienda de los presuntos responsables de la muerte del ciclista, identificados como Nicolás Ríos Silguero, de 61 años, y su esposa, Petrona Valdez de Ríos, de 62.

Ambos iban a bordo de una camioneta de la marca Toyota tipo Hilux, de color verde oscuro, cuando ocurrió el fatal hecho. La pareja fue identificada por personas que vieron el video que se hizo viral.

Nota relacionada: Identifican a presuntos autores de la muerte de un ciclista

El fiscal de Villarrica Martín Escalada investiga lo sucedido y ordenó la captura de ambos. Sin embargo, ambas personas no se encontraban en su domicilio.

Los investigadores fueron recibidos por un vecino, Felipe Nery Alvarenga, y la representante legal de la familia, la abogada Deisy Ramona Monges Martínez, a quien se le entregó una copia del mandamiento.

Tras el procedimiento, se logró incautar una llave de vehículo, presumiblemente perteneciente a una camioneta de la marca Toyota y una rueda de auxilio.

El caso

La muerte de Óscar Rubén Martínez se dio el pasado domingo cuando el hombre realizaba prácticas en su bicicleta sobre Jorge Naville, de la localidad de Mbocayaty, Departamento del Guairá, en compañía de su hija, quien hace poco ganó una competencia internacional de ciclismo.

El hombre fue embestido por una camioneta, cuyos conductores descendieron del vehículo a verificar la situación y luego rápidamente huyeron del lugar.

Las cámaras de un circuito cerrado captaron parte de la camioneta y la mujer que descendió del rodado para verificar lo que pasó, para después realizar una rauda huida.

Martínez era funcionario de la planta alcoholera de Petropar de Mauricio José Troche, Departamento del Guairá.

El hecho causó una gran conmoción en la zona, ya que la hija de la víctima presenció el terrible momento y quedó en estado de shock. Una vez más, la imprudencia enluta a una familia.

Fuente: UH