Sombría espera en el Ineram es iluminada con la Carpa de la Solidaridad

Ayudar a otros es la forma como se fortalecen los familiares de pacientes internados por Covid-19 en el Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias y del Ambiente, Juan Max Boettner, (Ineram). Desde hace dos meses llevan organizándose para que no falte nada a los enfermos, personal de blanco y familiares.

Graciela Gamarra, encargada de la carpa de donaciones, lleva apenas unos días en el hospital, llegó allí para acompañar en la distancia a su mamá. Sin embargo, no es su único familiar enfermo por el virus, su papá también está en Terapia en el Hospital de Limpio, hace 20 días.

Aunque el panorama, como el de todos los otros familiares, es incierto y angustiante, encontraron un refugio y algo en qué distraerse y es organizando todo lo que pueda faltarles, desde medicamentos hasta productos de aseo.

Nota relacionada: Campañas solidarias toman fuerza en medio de colapso sanitario y falta de respuesta estatal

«Acá no hay niveles, es de pobre, nivel medio, medio para arriba y ricos, la ayuda es entre todos», destaca. Para ayudarse a comprar lo que falte realizan vaquitas, se comparten los insumos que no hay.

Carpa solidaria 1.png

Los productos que sobran son enviados a hospitales distritales para pacientes y familiares.

Foto: Gentileza

«En la espera por noticias de familiares ocupás tu tiempo ayudando a otro pariente que necesita y eso reconforta el alma. Al menos por unas horas dejás de pensar en lo mal que está tu pariente», confiesa.

Graciela mencionó que la carpa lleva habilitada desde hace 60 días, pero que hoy está repercutiendo. «Tenemos muchas cosas: medicamentos de pacientes de altas o de pérdidas que nos van dejando sus remedios que no usaron, tenemos para la merienda, desayuno, almuerzo y cena», comentó.

También puede leer: Ofrecen rifas, polladas y hasta casas para adquirir medicamentos

Dijo que alimentos no faltan, por lo que todo aquello que sobre es enviado a otros hospitales que por la saturación de las camas ahora están aceptando a pacientes con Covid-19.

«La idea es pasarle la mano a cada hospital distrital, que son los más pequeñitos», indicó.

Lo que se puede donar

Entre los productos que se pueden donar y son necesarios figuran: yerba, máquinas de afeitar, jabón para baño, jabón líquido, jabón en polvo para lavado de ropas de familiares, enjuague de ropa, champú y enjuague de cabello, crema dental, cepillos y peines.

También se puede donar para el paciente leche en cartón de 500 ml, jugo light de 200 ml, agua mineral de 500 ml, galletitas criollita, salvado y agua, que son de consumo diario, pañales, papel higiénico, toallitas húmedas.

Igualmente se pueden acercar repelentes, insecticidas para mosquitos, así como carpas, ya que por la cantidad de personas no abastecen las donadas por la Secretaría de Emergencia Nacional (SEN).

«Tenemos gente que dona sillas plegadizas, a esas les ponemos un cartelito de donación Ineram, entonces la gente que no tiene dónde sentarse puede llevarlo por las mañanas y al término del día lo devuelve», detalló.

Las personas interesadas en ayudar pueden comunicarse con Graciela Gamarra al (0986) 814-318.

Emotiva misa frente al Ineram

En la tarde de este martes se realizó una emotiva celebración religiosa en la entrada del Ineram, en la que participaron los familiares de los pacientes internados.

La misa estuvo presidida por el sacerdote Reinaldo Roa, quien manifestó que realizaron la misa en la entrada de la puerta del "lugar tan emblemático" que representa "mucho sufrimiento y mucho dolor".

"Vimos muchas personas durante la misa salir y es un signo de victoria, pero también hay muchas personas que no pueden disfrutar de eso, sino salen con mucho dolor, y todo ese acompañamiento espiritual estamos haciendo, desde la Iglesia también tratamos de ver cómo podemos sostener la fe y a nuestros hermanos", expresó en conversación con los medios de comunicación.

Instó a los familiares de los enfermos a tener mucha "esperanza y confianza en Dios". Además, recomendó acercarse a la Pastoral Social, en donde podrán recibir víveres, mientras esperan en las afueras del Ineram la recuperación de su familiar.

El religioso además pidió a la ciudadanía respetar las normas sanitarias y la cuarentena para tratar de evitar el contagio masivo del coronavirus.

"Les invito como sacerdote a todos los fieles, inclusive a cristianos que no están obedeciendo estas normas de guardar la distancia, hay muchas personas que no están quedándose en casa, sino que están preocupados más bien en encontrarse, reunirse, hacer cumpleaños, fiestas, que no corresponden en este tiempo. Ya llegará otro tiempo cuando todo esto pase y podremos disfrutar nuevamente con nuestros familiares, con nuestros seres queridos", instó.

Durante la celebración religiosa se pudo observar la salida de dos mujeres, quienes vencieron al Covid-19 y fueron recibidas por sus familiares entre llantos de felicidad y aplausos de los presentes en el lugar.

Fuente: UH