Manifestación fuera de control en inmediaciones del Congreso

La manifestación se desarrollaba pacíficamente hasta que un grupo de alrededor de 20 personas se acercó al vallado y arrojó cosas a los efectivos policiales, quienes actuaron inmediatamente y procedieron a disparar balines de goma, arrojar gases lacrimógenos y chorros de agua con los carros hidrantes.

Disparos de balines de goma y gases lacrimógenos a manifestantes

La Policía Nacional comenzó a reprimir duramente a todos los manifestantes, registrándose personas heridas por balines de goma y afectadas por los gases lacrimógenos, además del daño a vehículos y locales comerciales.

La manifestación ya salió de control y se registran corridas por varias calles del microcentro de Asunción, con barricadas de fuego y el lanzamiento de piedras. Los ciudadanos intentan reagruparse para hacer frente a los agentes de la montada y cascos azules.

Desde el inicio de los disturbios, no cesaron los disparos y el lanzamiento de piedras por calles como Palma y Estrella.

El comisario Silvino Leguizamón, director de Policía de Asunción, quiso justificar la represión y expresó a Telefuturo que 400 barras bravas atropellaron el cordón policial ubicado sobre El Paraguayo Independiente.

Si bien el grueso de los manifestantes ya se retiraron, algunas personas y grupos quedaron en el lugar y continúan los enfrentamientos con los efectivos policiales.

Fuente: UH