En el 2020 la pobreza aumentó y alcanzó a 264.590 personas más

El Instituto Nacional de Estadística (INE) publicó este miércoles los principales resultados de pobreza monetaria y distribución de ingresos, basados en los resultados de la Encuesta Permanente de Hogares Continua 2020 (EPHC) del cuarto trimestre, que comprende los meses de octubre a diciembre.

De acuerdo con lo publicado, 264.590 personas ingresaron a la pobreza total el año pasado, lo que representó un aumento de 3,4% en comparación al 2019, llegando así al 26,9% de la población.

Esto significa que alrededor de 1.921.721 personas residen en hogares cuyos ingresos per cápita fueron inferiores al costo de una canasta básica y servicios considerados como esenciales.

Nota relacionada: El Covid-19 acelera la pobreza en población latinoamericana

Los datos del 2019 del INE señalan que hace dos años 1.657.000 personas se encontraban dentro de la pobreza total. El año pasado se sumaron alrededor de 247.000 residentes del área urbana y 17.000 del área rural.

El Instituto explica que en el área urbana la pobreza total aumentó 5,2 puntos porcentuales respecto al 2019 con 22,7%. Por su parte, en el área rural la pobreza total en el año 2020 llegó a 34,0%, nivel similar al registrado en el 2019 con 33,4%.

En cuanto a la pobreza extrema, en el año 2020 fue del 3,9%, se estima que unas 279.000 personas no pueden acceder a un una canasta mínima de alimentos, lo que se mantuvo prácticamente invariable al comparar con el año 2019, con un 4,0%.

Sin embargo, según el INE las transferencias monetarias a la población vulnerable (Pytyvõ, Tekoporã y Adultos Mayores) evitaron que la pobreza total trepe al 30,1%, que implicaba un aumento de alrededor de 497.000 personas en situación de pobreza, es decir, cerca de 233.000 personas no cayeron bajo la línea de pobreza total debido a estas transferencias.

También puede leer: La pobreza tiende a empeorar por falta de acción, según especialistas

Las transferencias monetarias también impactaron en la población de pobreza extrema, pues, de acuerdo al informe, evitaron que cerca de 184.000 personas ingresaran a la pobreza extrema y se impidió que la misma ascienda al 6,4%.

En el año 2020, el costo mensual de la canasta básica de alimentos o línea de pobreza extrema en el área urbana fue de G. 272.067 mensuales por persona, unos G. 9.069 diarios, mientras de la canasta básica de consumo o línea de pobreza total fue de 712.618 guaraníes mensuales por persona, unos G. 23.754 diarios.

Por su parte, en el área rural la canasta básica de alimentos o línea de pobreza extrema para el año 2020 tuvo un valor de G. 248.461 mensuales por persona, lo que significó G. 8.282 diarios y la canasta básica de consumo o línea de pobreza total fue de G. 506.201 guaraníes mensuales por persona, G. 16.873 diarios.

Buscan reducir el índice de pobreza en Guairá y Caazapá

La población en situación de pobreza total es aquel conjunto de personas residentes en hogares cuyo nivel de ingresos es inferior al costo de una canasta básica de consumo, constituida por el conjunto de bienes y servicios que satisfacen ciertos requerimientos mínimos, tanto alimentarios como no alimentarios.

Entretanto, la población en situación de pobreza extrema es aquella que vive en hogares cuyos ingresos per cápita son inferiores al costo de una canasta básica de alimentos. Este sector de la población no puede satisfacer con sus ingresos el costo de una cantidad de alimentos que permita no pasar hambre.

Fuente: UH