Si tenían algún problema, podían haber aterrizado en varias pistas, afirma general que acompañó avioneta

El general Fernando Noldin, de las Fuerzas Armadas, estaba sobrevolando en otra avioneta, detrás de la aeronave Cessna 402, con matrícula 0221, que se precipitó a tierra alrededor de las 14.35 de este martes en el predio de la Fuerza Aérea Paraguaya (FAP).

Contó que este martes estuvo compartiendo un almuerzo con los seis militares en la ciudad de Fuerte Olimpo, en el Departamento de Alto Paraguay, luego llegó la hora en que ellos tenían que viajar rumbo a Asunción y regresaron.

Revelan última comunicación de avioneta que cayó en predio de Fuerza Aérea

Al ser consultado si en algún momento el coronel diplomado Comando de Estado Mayor Aníbal Antonio Pérez Trigo, quien era el piloto de la aeronave, le comentó si la avioneta tenía algún desperfecto, aseguró que no.

«No me comentó nada, pasamos por todos los controles, volamos juntos, yo detrás y a él escuchándole, es más, él me venía ayudando en algunas partes en la comunicación, como el estaba delante mío, se le escuchó más rápido a él, yo hablé también porque veníamos en la misma altura. Llegó el momento en que bajamos, bajó él también, control me decía ‘ojo que tenés ahí el avión delante’, lo que corresponde», expresó en conversación con NPY.

Nota relacionada: Tragedia aérea: Cuerpos de piloto y copiloto serán sometidos a autopsia

Siguió relatando que la torre de control le incorporó a la aeronave Cessna 402 por el oeste y a él detrás.

«Le hizo largar a él, a mí también, aterriza él en la básica final, notifica él, yo también, eso es lo que pasó», recordó.

Aseguró que si Pérez Trigo tenía problemas en el trayecto, ya iba a aterrizar porque tienen muchas «pistas lindas» en donde podían haber aterrizado, y si tenía problemas ya «hubiera ingresado directo», porque el viento estaba calmo y el ahora fallecido tenía mucha experiencia.

Le puede interesar: Sobreviviente de la tragedia aérea está estable con respirador, dice médico

«Yo ya quería ingresar directo, pero ya que tenía dos aviones que estaban viniendo del sur para aterrizar en la 02 me callé. Él (Pérez Trigo) tenía mucha experiencia, un piloto preparado, entrenado», agregó.

Siguió contando que vio a la avioneta 402 con tren bajo y que el copiloto Willian Martín Orué Román comunicó eso.

«Cuando me pregunta si le veo, miro la pista y no veo, ahí veo el humo y fuego. No comunicó nada, ni se vio. No vi al avión caer, yo estaba conduciendo mi avión», manifestó.

«Al no ver el avión, ver la cosa blanca en la pista y en mi frente el humo, ‘acá cayó’, dije, pero eso no puedo decir en el micrófono», expresó.

El caso

Alrededor de las 14.35 de esta martes, la avioneta Cessna 402, con matrícula 0221, fabricada en 1989, con dos motores y dos hélices nuevas, se precipitó a tierra en el estacionamiento de la Fuerza Aérea en la ciudad de Luque, en el Departamento Central.

En el suceso fallecieron el coronel diplomado Comando de Estado Mayor Aníbal Antonio Pérez Trigo, junto con el teniente 1° piloto militar Willian Martín Orué Román, y como pasajeros iban el mayor diplomado de Estado Mayor Alfredo Darío Céspedes, el teniente 1° de Aviación Marcos Samuel Romero, el teniente de Aviación Manuel Guzmán Sotelo Riveros, el suboficial mayor de Aviación Pedro Nelson López Morales y el funcionario público Críspulo Almada.

El único sobreviviente del accidente es José Daniel Zaván, de 19 años, quien se encuentra internado en el Hospital de Trauma de Asunción.

El general de Aire Juan Pablo Paredes González, comandante de la Fuerza Aérea Paraguaya (FAP), manifestó que aún no pueden determinar qué ocurrió y que tienen informaciones de que la operación estaba en una situación normal, según el reporte de la torre de control y no había ningún indicio de que tenían alguna emergencia.

Capitán de bomberos confirma 7 muertos y 1 herido tras caída de avioneta

Explicó que era un vuelo militar normal, para el cumplimiento de una misión específica que era el relevamiento de datos de las condiciones del cerco perimetral y demás infraestructuras de la base aérea de Fuerte Olimpo, en donde la semana pasada hubo un incidente a consecuencia de un perro en la pista y en una maniobra el piloto pudo controlar la aeronave.

Comentó que hace un año la avioneta tuvo un reventón de rueda y tuvo que salir de la pista. Pero aseguró que no había peligro en seguir utilizándola.

La aeronave tenía previsto aterrizar en la pista del aeropuerto Silvio Pettirossi, en la ciudad de Luque.

La Fuerza Aérea inició una investigación para esclarecer y saber las razones del trágico accidente que ha enlutado a la familia aeronáutica.

Fuente: UH