Ministra recibe apoyo de EEUU para avanzar en reforma penitenciaria

Desde la cuenta de la Embajada de los Estados Unidos en Paraguay informaron que hablaron con la ministra de Justicia, Cecilia Pérez, tras los recientes hechos acontecidos en la Penitenciaría de Tacumbú, donde se registraron siete fallecidos, entre ellos, algunos decapitados, además de la toma como rehenes de 19 guardia cárceles.

Conversamos con la ministra @cperezrivas sobre los recientes hechos en la Penitenciaria de Tacumbu. #EEUU reafirmó su apoyo a los avances de una reforma penitenciaria. Además confirmamos fondos de cooperación regional por US$200.000, en el combate al crimen transnacional en pic.twitter.com/udn7emN8Qg

— Embajada de EE.UU. (@laembajada) February 18, 2021

En ese sentido, reafirmaron su apoyo a los avances de una reforma penitenciaria y confirmaron fondos de cooperación regional por USD 200.000 para el combate al crimen trasnacional en Paraguay.

La propia Pérez aclaró que conversó con el presidente de la República, Mario Abdo Benitez, quien le aseguró que no le había ofrecido su cargo a ninguna persona, ya que habían rumores de que se buscaba convencer al candidato a la Intendencia de Asunción, Martín Arévalo, para que descabalgue a favor de Daniel Centurión.

«La traición tiene nombre y apellido», decía un reo tras decapitación en Tacumbú

En la tarde del martes, un total de 19 guardiacárceles fueron tomados como rehenes y quedaron liberados una vez que la ministra de Justicia, Cecilia Pérez, se constituyera en el penal para escuchar los reclamos de los internos, quienes pedían que no existan represalias por los hechos acontecidos e igualdad de tratos.

Los reclusos iniciaron un primer motín el martes en horas de la mañana y posteriormente, alrededor de las 17.00 se inició el segundo amotinamiento, en el cual quemaron colchones y asesinaron a siete de sus compañeros.

Entérese más: Según forense, muertes en Tacumbú fueron por heridas de arma blanca

Los fallecidos registraron heridas de arma blanca y algunos sufrieron ataduras en las manos y decapitación posmórtem.

Fuente: UH