Advirtieron falta de mantenimiento

La ministra de Justicia, Cecilia Pérez, mostró su preocupación, a través de una nota, por la falta de mantenimiento de una avioneta militar en la que viajaba y que sufrió un desperfecto en el aterrizaje, en Ciudad del Este, en octubre pasado, pilotada por el teniente William Orué, cuya destreza evitó una tragedia.

El hecho ocurrió el pasado 16 de octubre, cuando la secretaria de Estado se dirigía al Este del país y la aeronave derrapó minutos después del aterrizaje.

"Lo acontecido pudo haber terminado con un desenlace fatal para la tripulación y pudiese haber sido evitado mediante una verificación y mantenimiento en tiempo y forma, de la avioneta", decía parte de la misiva de Pérez, enviada al General de Aire Eladio González Aguilar, comandante de las Fuerzas Militares.

La ministra también había destacado el actuar del teniente Orué, uno de los fallecidos ayer, en y solicitó que se tenga en cuenta un reconocimiento por su actuación en aquella ocasión.

ESTADO DE SALUD. Por otra parte, José Daniel Zaván, el único sobreviviente del siniestro, se encuentra internado en el Hospital de Trauma, en estado delicado, pero con esperanzas de sobrevivir, según explicó el doctor Agustín Saldívar, jefe de dicha dependencia.

«Él está estable y en los parámetros del ventilador de la asistencia respiratoria mecánica tiene parámetros intermedios. Nosotros no hemos constatado ninguna quemadura en el cuerpo", explicó el galeno en comunicación con Telefuturo.

Fuente: UH