Santa Sede da visto bueno a sacerdote para mediar por liberación de secuestrados

Con el aval del Vaticano, Miguel Ángel Cabello, obispo de Concepción, comunicó que la diócesis conformará una mesa de trabajo de solidaridad y de la información, cuyo trabajo estará enfocado en obtener información de los secuestrados Edelio Morínigo, Félix Urbieta Ramírez y Óscar Denis Sánchez.

El sacerdote Pablo Cáceres fue designado para encabezar esta misión. "Lanzamos esta iniciativa pacífica de diálogo y convicción, la denominamos ‘Mesa de la solidaridad’ y las informaciones con el fin de encontrar, recuperar a nuestros hermanos injusta y violentamente privados de su libertad", señaló el obispo en conferencia de prensa.

Nota relacionada: Detienen a hermana de Carmen y Osvaldo Villalba

Asimismo, exhortó a que por una cuestión de humanidad y caridad, devuelvan inmediatamente a sus hogares a los secuestrados, les proporcionen la asistencia médica o indiquen sus restos para darles un cristiano reposo.

"Solicitamos a los feligreses a cooperar activamente a hallar a estos hermanos secuestrados, separados injustamente de sus seres queridos. Pedimos a las personas de buena voluntad que tengan alguna información que comparezcan para dar información", reiteró Cabello.

Trabajo será estrictamente pastoral

A su turno, el sacerdote Pablo Cáceres afirmó que el trabajo será independiente a la investigación de las autoridades. "Nosotros no vamos a hacer bucheadas con la Fuerza de Tarea Conjunta ni la Fiscalía, ni con otros espacios que están trabajando por su lado", aclaró.

Dijo que la única intención del equipo es disminuir la tribulación que están pasando las familias de los secuestrados y víctimas de la violencia. "Somos gente de paz que quiere devolver la tranquilidad al país y al Norte», reflexionó.

Agregó que no se quiere juzgar a nadie, solo saber de los secuestrados. «Nosotros no vamos a investigar, esto es una misión estrictamente pastoral», insistió.

También puede leer: «Yo les pido que liberen a papá», pide hija de ex vicepresidente Óscar Denis

«Quiero hablar con los secuestradores, quiero saber cómo podemos hablar y tener información de las víctimas. No vamos a contar cosas que no se deben contar, pero sí queremos brindar alivio para las familias», solicitó.

El sacerdote mencionó que se logró reunir con Carmen Villalba hace un tiempo y agradeció el recibimiento. Dijo que a pesar de no estar de acuerdo en sus convicciones, lograron conversar y quedaron en volver a reunirse.

De la misma forma, también manifestó que ya se reunió con otros familiares, «estamos abriendo nuevas conversaciones e incluso esa personas me pidieron volver a hablar», indicó.

Lea también: Cruz Roja está dispuesta a mediar en caso de secuestros

Al respecto, el sacerdote informó a un medio local que incluso ya logró hablar «con alguien de ellos (integrante del Ejército del Pueblo Paraguayo)».

«Una sola persona fue, luego ya hablé con una hermana/o pariente. No me dijo nada, solo le pedí dos cosas: una prueba de vida y una manera de comunicación. Y no me dio esperanza de ambas cosas», puntualizó.

Fuente: UH