Peligrosa diversión clandestina durante la pandemia

En otros países se ha vuelto como una tradición realizar encuentros o fiestas en algunos hogares en donde vive una persona con una enfermedad contagiosa. Eso mismo ha ocurrido con el Covid-19. El fin de este tipo de reuniones busca la inmunidad colectiva.

Sin embargo, en el caso del coronavirus, este tipo de estrategia representa un alto riesgo. En España, un médico madrileño denunció que jóvenes asisten a fiestas donde tosen a propósito en los vasos para contagiar a otros. En dichos encuentros no se usa mascarilla.

En julio de este año, un hombre de 30 años que creía que el virus era un engaño, falleció en Texas, luego de asistir a una fiesta Covid. Estos son solo algunos de los ejemplos que se dan en el mundo en este tipo de eventos.

La doctora Viviana De Egea, responsable de Vigilancia de Enfermedades Transmisibles del Ministerio de Salud, enfatizó que esta no es la mejor estrategia para adquirir inmunidad ante el virus.

"Cada organismo tiene una manera distinta de reaccionar ante la enfermedad. Tal vez uno cree que por ser joven o ser menor de 60 años y no tener ninguna patología de base, pueda tener un cuadro leve. Pero hay un porcentaje de gente joven que sin ninguna de esas características, ha desarrollado un cuadro grave y también ha tenido un desenlace fatal", explicó De Egea.

Recordó que en los casos graves, cuantos más días la persona está hospitalizada, el tejido pulmonar recibe más daño. Las secuelas pueden afectar al funcionamiento de este órgano, disminuyendo su capacidad de funcionamiento. Además, un paciente grave tiene más posibilidades de un desenlace fatal, recalcó la referente del MSP.

EXPANSIÓN

Participar de una fiesta Covid o una común, puede representar un tobogán del cuidado consciente hasta el descuido total. El jolgorio acompañado de las bebidas alcohólicas forman un cóctel en el cual uno puede dejar de lado desde el tapabocas hasta lavarse las manos.

Con el estado alterado, uno llega a olvidarse de muchas cosas, menciona la responsable de Vigilancia de Enfermedades Transmisibles. En dicho estado, la persona no se acordará ni con quiénes estuvo en la fiesta y cómo llegó a su casa.

Esta situación genera un riesgo expandido, ya que la persona puede transmitir el virus a otros miembros de su familia. Entre ellos pueden estar adultos mayores y pacientes con enfermedades de base, detalló De Egea.

El decreto del Poder Ejecutivo que reglamenta la cuarentena sin fases determina la cantidad total de personas que pueden estar en un evento. Hasta 50 en total. En ningún lado se habla de las fiestas en dicho documento. De Egea recordó que el Ministerio de Salud brinda las directrices para el cumplimiento de las medidas sanitarias. Las denuncias de los eventos clandestinos queda en manos de la fuerza pública. Incluso podrían ya intervenir cuando se realiza la promoción de encuentros que no están dentro del decreto.

"Si uno es adulto mayor de edad, en pleno uso de sus facultades mentales, si decide tomar el riesgo de asistir a una fiesta clandestina o no, que sea un riesgo individual. Que se aleje de sus familiares y no les lleve el virus a otros", aconsejó.

NUEVO VIRUS DEL SIGLO

Si los que asisten a estas fiestas dicen que es su vida y quieren hacerlo así, que por lo menos no caigan con ellos sus familiares y entorno vulnerable.
Dra. Viviana De Egea,
Vigilancia de Enfermedades (MSP).

Sin tiempo preciso de inmunidad

Hasta el momento no se sabe exactamente durante cuánto tiempo uno puede estar inmune al virus, luego de haber contraído la enfermedad.
"Al inicio hablábamos de tres meses. Hoy estamos hablando de tres a seis meses", comentó la doctora Viviana De Egea, responsable de la Dirección de Vigilancia de Enfermedades Transmisibles del Ministerio de Salud.
Mencionó que lo que ocurre en el hemisferio norte, con la entrada del otoño, servirá para seguir viendo cómo se va comportando el virus.
"Veremos cómo se presenta el virus ahí y si hay un significativo número de reinfecciones. Hasta ahora son anecdóticos este tipo de casos en el mundo. Son uno o dos y por distintas cepas. Todavía no hay una tasa de reinfección de las cuales podamos nosotros sostener para sacar una conclusión ", precisó.
En el viejo continente y otros países del hemisferio norte se preparan para enfrentar la temporada de influenza y Covid, en el hemisferio sur se preparan para otra realidad con el coronavirus. En el caso del Paraguay, se suma el dengue.

Fuente: UH