Major, el perro que fue adoptado de un refugio y que vivirá en la Casa Blanca

El presidente electo de EEUU, Joe Biden, y su esposa, Jill, llevarán dos pastores alemanes con ellos cuando se muden a la Casa Blanca. Uno de ellos fue adoptado de un refugio tras sufrir exposiciones a toxinas.

La primera mascota adoptada de un refugio en vivir en la Casa Blanca será Major, que se convirtió en parte de la familia Biden en 2018, cuando fue adoptado por la pareja de la Asociación Protectora de Animales de Delaware.

Nota relacionada: Mascotas presentan agresividad y ansiedad a raíz del confinamiento

Major llegó a una organización que rescata animales con sus cinco hermanitos cuando todavía era un cachorro. Los perritos se entregaron al refugio después de que fueran expuestos a toxinas, pero gracias a la atención veterinaria de emergencia, todos los canes se salvaron.

El perro llegó a la familia gracias a Ashley Biden, hija del presidente electo, quien envió a su papá una publicación de Facebook en la que buscaban hogares para los pastores alemanes. El político demócrata llamó al refugio y terminó adoptando a Major.

También puede leer: Joe Biden promete unir a Estados Unidos y Trump no asume derrota

Entre los nuevos residentes también se encuentra Champ, que fue adquirido de un criador en 2008. La llegada de Champ y Major reanuda una larga tradición de presencia de perros en la Casa Blanca.

Antes de Donald Trump, todos los mandatarios del país norteamericano, desde 1901, han tenido uno o más perros, informó la agencia Sputnik News.

Fuente: UH