Fiscalía investiga a guardia por lesión grave tras disparar a presunto delincuente

El fiscal de Fernando de la Mora, Itálico Adriano Rienzi, manifestó que se abrió una carpeta fiscal contra Ulises González, de 24 años, guardia de seguridad privado de la empresa Seguridad Total, por lesión grave previsto en el inciso 2° del artículo 112 del Código Penal Paraguayo.

El guardia habría disparado en el tobillo lado izquierdo a Santiago Ariel Rojas Cabrera, de 21 años, tras una tentativa de hurto agravado, registrado en la madrugada de este martes, en un local comercial denominado C.P.H. – Electrodomésticos, ubicado sobre la avenida Mariscal López esquina Monseñor Bogarín, Zona Norte de Fernando de la Mora.

La Fiscalía en un principio ordenó la detención del guardia porque se contradijo totalmente en su versión, según explicó el fiscal Rienzi.

«Si su intención era frustrar su huida y aprehenderlo, vamos a estudiar, pero él vuelve enseguida a su puesto de guardia, yo procedí a su detención porque desde un primer momento se contradijo en su versión», explicó en conversación con C9N.

Refirió que le pidió que le muestre las imágenes del circuito cerrado, a lo que el guardia supuestamente se negó.

Comentó que luego observó en las imágenes que el presunto delincuente cae herido, en una persecución realizada por el guardia de seguridad. Sin embargo, el trabajador le había manifestado que sonó la alarma y luego se rompe el vidrio del local, al ver al sospechoso con cosas en la mano realiza el disparo y luego el desconocido huye.

«En el video de seguridad vemos que él le persigue y estando en persecución se tropieza una vez, la segunda vez se vuelve a tropezar y la tercera ya toca su pie y es ahí donde creemos que le disparó en la persecución», refirió.

Manifestó que luego el guardia al parecer «se asusta» y vuelve rápidamente a su lugar de trabajo y no contó a la Policía Nacional que realizó disparos contra el sospechoso.

«En el sitio no hay sangre», dice el fiscal

El fiscal explicó que el supuesto delincuente lanzó dos a tres piedras contra el vidrio del local comercial, se apoderó de algunos objetos y que el guardia le manifestó que en ese momento realizó el disparo al percatarse del hecho, sin embargo, en el sitio no hay sangre.

«El delincuente al ver al guardia con el arma suelta las cosas y comienza a huir con una rapidez y no iba a huir así si le llegaban a disparar», explicó.

Aseguró que el trabajador «hizo bien» en perseguir al sospechoso porque cualquier persona puede detener a otra persona que haya realizado un hecho punible, porque es un deber de ciudadano, «sin arriesgar la vida».

Manifestó que «está bien» que lo haya perseguido con su arma de fuego, pero no así disparar sin un peligro presente para la vida ya estando en persecución.

«Cuando está en persecución termina el peligro para la vida y ya no existe más legítima defensa. Él dijo que le disparó cuando tenía las cosas en la mano y no hay sangre en el lugar», refirió.

Explicó que el guardia no tenía el permiso de portación de armas, que debe estar a nombre de la empresa de seguridad y que también fue indagado por la violación a la ley de armas, por lo que aguarda que se acerquen las documentaciones.

Refirió que la defensa del guardia ya solicitó una suspensión condicional del procedimiento y por eso ya lo dejó en libertad, luego de su indagatoria. Su arma de fuego calibre 38 milímetros fue incautada.

«Fue un disparo intimidatorio», dice guardia

El guardia manifestó a NPY que estaba frente al monitor cuando observó que el hombre ingresa al local comercial, allí abrió la puerta y «procedió» a realizar un disparo intimidatorio en el pie, luego huyó corriendo.

Aseguró que no intentó alcanzarlo y solo miró hacia dónde huyó. «Le dije: quedate, quedate, y no se quedó», expresó.

Guardia dispara a presunto delincuente y logra evitar un robo

El supuesto delincuente está siendo investigado por tentativa de hurto agravado, será llamado a declarar y luego se procedería a su imputación.

Tiene antecedentes por hurto agravado (año 2015), reducción (año 2016) y hurto agravado (año 2017 y 2020).

Fuente: UH