Sospechas recaen sobre ex pareja de joven desaparecida

Una comitiva de la Fiscalía y de la Policía allanó ayer por tercera vez la vivienda de Catalina Ayala, madre de Joel Guzmán Amarilla, quien fue detenido como principal sospechoso de la desaparición de su pareja, Dahiana.

La vivienda de la madre de Joel está ubicada en Itá y el allanamiento consistió en la excavación del patio del inmueble, ante denuncia de vecinos que alertaron sobre un olor nauseabundo en el lugar.

De la casa, los intervinientes se incautaron de una motocicleta propiedad de Dahiana y otros elementos, que serán peritados. Los procedimientos estuvieron encabezados por los fiscales Joel Cazal y Daisy Sánchez.

En el primer allanamiento realizado en la casa de Catalina, la comitiva encontró en el sitio el celular de Dahiana, que había sido recientemente formateado. Mientras que de la otra casa, se incautaron de prendas de vestir y un manojo de llaves con supuestas manchas de sangre.

Para los fiscales Cazal y Sánchez, existen varias sospechas contra Joel Guzmán, debido a las contradicciones e incoherencias en sus declaraciones ante el Ministerio Público.

Un comunicado de la Fiscalía menciona que un video de circuito cerrado fue analizado por los investigadores, en el cual se puede visualizar la hora de llegada del joven sospechoso a la vivienda, en la cual residía con Dahiana.

Según el video, el sospechoso ingresa a la casa a las 03:25, del viernes 18 de setiembre, arrastrando su motocicleta; luego sale, presumiblemente caminando, porque no se visualiza ese momento en las cámaras, y vuelve a ingresar a las 05:30 con otra moto, que sería la que pertenece a Dahiana y que fue incautada de la casa de la madre de Joel.

Anoche, la fiscala Daisy Sánchez dijo que las manchas del pantalón incautado de Guzmán eran de sangre humana. Joel Guzmán había dicho que eran de pollo.

IMAGEN BORRADA. Sánchez señaló que la imagen extraída por la amiga de Dahiana desde el estado de WhatsApp de Joel Guzmán lo incriminaría mucho más. Según la fiscala, en la imagen se ve a la joven desde el tórax para abajo, con los brazos abiertos y desnuda.

El hombre indicó primero que lo alzó por error y que no se trataba de su ex pareja, pero el padre de Dahiana confirmó que era su hija. Ante esto, Guzmán explicó que era una foto íntima de otro momento. El peritaje de lo incautado y del inquilinato continuaba anoche con luminol en busca de manchas de sangre.

Fuente: UH