Indert debe más de USD 100 millones por adquisición y expropiación de tierras

El presidente del Instituto de Desarrollo Rural y de la Tierra (Indert), Mario Vega, conversó este lunes con Monumental 1080 AM, donde abordó los inconvenientes generados para la institución por las históricas deudas por expropiaciones, así como las fallas del sistema que permiten que las tierras de la reforma agraria pasen a manos de empresarios o terceros.

El titular del Indert explicó que debido a la falta de recursos, solo 300 de las más de 1.000 colonias registradas fueron regularizadas por medio de compras o expropiaciones.

Vega reconoció que la institución no sabe cuántas de las 1.500.000 hectáreas, entregadas en el marco de la reforma agraria, fueron a parar en manos de empresarios extranjeros o terceros. Recordó que una vez que pasan los 10 años de la compra, estas tierras pueden ser vendidas.

"Gran cantidad de estas tierras ya no están en manos de paraguayos sujetos a reforma. Al día, a la semana, tenemos muchísimas constancias de cancelación de deudas que es necesaria para vender de nuevo esas tierras", dijo el titular del Indert.

Los 28 años de la FNC, una larga lucha por la reforma agraria

Para Vega, lo más "lamentable" es que muchos campesinos que figuran como sujetos de la reforma agraria negocian las tierras incluso antes de que el Estado haga el pago por ellas. Indicó que muchos firman contratos privados con los compradores y el pago total se hace cuando la propiedad es titulada.

Aseguró que el déficit presupuestario dificulta la labor del Indert para dar el seguimiento a estas propiedades. En el mismo sentido, informó que desde la institución tiene una deuda histórica de más de USD 100 millones por compras y expropiaciones.

Una sola expropiación de tierras en Itapúa, realizada a una empresa agroganadera en los años 90, por la que no se pagó aún la totalidad, genera intereses por valor de G. 50 millones por día. "Pasamos de una deuda de G. 90.000 millones a 200.000 millones", dijo Vega.

Sistema perverso

El senador por el Frente Guasu, Hugo Richer, abordó también la problemática de las tierras, en comunicación con la misma emisora. El legislador afirmó que existe un "sistema perverso" que permite la venta de las tierras de la reforma agraria a empresarios.

Richer recordó que la venta de derecheras está prohibida por ley. Sin embargo, hay más de 100.000 hectáreas de tierras de la reforma agraria en manos privadas, pero no precisamente en manos de campesinos.

Relacionado: FNC cuestiona plan del MAG y pide reforma agraria ante crisis del Covid-19

"El sistema es perverso, se les entrega a los beneficiarios que no tienen capital, no hay producción, no cuentan con tecnología. El Estados sigue ausente y esto alimenta el círculo. Esas siguen siendo tierras públicas a pesar de que hayan sido vendidas", aseguró.

Hugo Richer aseguró que el Poder Judicial nunca hizo nada con respecto a la venta ilegal de las tierras públicas. Dijo que se debe hacer un gran consenso de sectores económicos y políticos para dar una solución definitiva a esta problemática.

Para el legislador, es necesaria una transición de niveles de industrialización para que el país registre un crecimiento económico sostenido que impacte en todos los sectores.

Te puede interesar: Otros 2 terrenos del Indert se ofertan libremente en concurrido sitio web

"Tenemos que buscar alternativas. Este modelo económico está agotado o se está agotando, lo que no significa que debe desaparecer. Pero lo más grave es que nosotros no tenemos la capacidad de dialogar para buscar alternativas", expresó.

Una reforma agraria efectiva es el reclamo que el campesinado realiza desde hace décadas al Estado, según Richer. Los diferentes Gobiernos han fracasado en sus políticas públicas para este sector.

Fuente: UH