-->

Jurado cajonea denuncia contra dos jueces por un fallo a favor de RGD

A lo largo de su proceso, Planás denunció que estuvo "cargado de vicios" que le hicieron perder la representación de sus abogados defensores por presión, así como le fueron impuestas multas por supuestas chicanas y decisiones en su contra por parte de las autoridades judiciales, pese a que él contaba con las evidencias que demostraban lo contrario. Todo esto finalmente pudo ser comprobado cuando un tribunal de sentencia falló a su favor.

MAL DESEMPEÑO. En octubre del año pasado, Planás presentó una denuncia ante el Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados (JEM) contra dos jueces que resolvieron la nulidad de la absolución en el caso, donde estaba acusado por estafa en una denuncia promovida por Ramón González Daher. La denuncia fue contra dos miembros del Tribunal de Apelaciones, los magistrados Agustín Lovera Cañete y José Waldir Servín, "por mal desempeño de sus funciones". En el escrito presentado ante el Jurado, bajo la representación legal del abogado Luis Ayala Alarcón, se solicita su enjuiciamiento y que se les remueva del cargo.

Sin embargo, hasta la fecha el JEM aún no tomó la determinación de sancionar o absolver a los magistrados.

"En más de una oportunidad fui hasta el Jurado para saber en qué situación quedó mi denuncia contra los jueces, pero siempre me dicen que está en Asesoría Jurídica y que deben solicitar a la Corte los antecedentes", manifestó Juan Planás, sobre la situación de su denuncia.

ANTECEDENTES. El 27 de marzo de 2019, el empresario Juan Planás fue absuelto de pena por el hecho de supuestamente haber estafado a RGD por valor de G. 436.000.000 en pago de mercaderías vendidas para su empresa.

Los jueces Juan Carlos Zárate, Héctor Capurro y María Fernanda García consideraron la duda como principal argumento, ante controversias entre las declaraciones.

Se basaron en que un cheque se entregó a Ramón González Daher el 30 de abril de 2010, pero que fue denunciado 14 días antes. Además, de que la Fiscalía y la querella presentaron como evidencia una boleta de remisión de mercadería, que tenía fecha de entrega 2013, siendo que la denuncia realizada por RGD se hizo en el 2010.

En ese sentido, Planás afirmó que jueces Lovera y Servín utilizaron argumentos totalmente apartados de la constancia, consideraciones mentirosas y falaces. Aseguró que ahora deben confrontarse las consideraciones de ambas resoluciones, de la sentencia que absuelve con la que anula.

Fuente: UH