Fisco pide nueva deuda de USD 292 millones para financiar reactivación

Los proyectos enviados al Legislativo se dividen en tres ejes: créditos para el desarrollo, inversión en viviendas sociales y protección social. Para financiar estas acciones, el Fisco pide a los parlamentarios la autorización para tomar nuevo endeudamiento por hasta USD 292 millones.

En el primer eje, el documento plantea una nueva capitalización por USD 100 millones al Fogapy, para seguir respaldando créditos a mipymes; así como fondeos por USD 10 millones al Fondo Ganadero (FG) y otros USD 10 millones al Crédito Agrícola de Habilitación (CAH).

El segundo eje contempla la toma de préstamos o emisión de bonos por USD 47 millones para la construcción de unas 6.000 viviendas sociales. Estos recursos serán asignados a programas manejados por el Ministerio de Urbanismo, Vivienda y Hábitat (MUVH).

Finalmente, el tercer eje incluye una serie de medidas para el fortalecimiento de programas asistenciales, como la ampliación del Pytyvõ por USD 50 millones, para continuar con las acreditaciones del subsidio a informales y cuentapropistas; un nuevo pago de la deuda histórica al IPS por USD 50 millones para financiar el seguro social; y transferencias de USD 1 millón a cada gobernación, para asistencia a personas en situación de vulnerabilidad. Asimismo, prevé las extensiones de Tekoporã y Abrazo, así como recursos para almuerzos escolares y para el programa Conectividad de la Secretaría Nacional de la Juventud.

Esta nueva deuda se sumará a los USD 1.990 millones ya tomados meses atrás para enfrentar la pandemia, mediante la Ley de Emergencia. En la actualidad, el pasivo paraguayo llega a los USD 10.944,8 millones, lo que representa el 30,9% del PIB, sobrepasando ya el límite de lo que organismos y analistas consideran como razonable.

MITIGACIÓN. Las autoridades de Hacienda indicaron que, con este paquete presentado ayer, la idea es financiar acciones claves para contrarrestar los efectos de la pandemia. Estas medidas se suman a las ya tomadas anteriormente, como las primeras ampliaciones del Fogapy y del Pytyvõ, reducciones impositivas, diferimiento de pagos de ANDE y aceleración de las obras públicas, añadieron.

En ese sentido, destacaron el éxito del Pytyvõ para familias vulnerables y enfatizaron en la importancia del Fogapy para seguir respaldando créditos, a fin de que más mipymes o cuentapropistas puedan acceder a ellos.

El ministro López aclaró que, con respecto al Fogapy, este fondeo no impactará directamente en los niveles de deuda porque no es un nuevo préstamo, sino que se darán las garantías a las entidades financieras en forma de bonos del Tesoro, por lo que se ejecutarán solamente en caso de que las mipymes o cuentapropistas no puedan pagar el crédito.

"Funcionará como una especie de pagaré contra el Tesoro", mencionó el viceministro Óscar Orué, quien aseguró también que la deuda pública está aún dentro de los parámetros razonables.

MÁS LEYES. Finalmente, la viceministra de Economía, Carmen Marín, informó que en las próximas semanas tienen previsto presentar más proyectos de leyes al Congreso, dando continuidad al paquete enviado ayer.

De acuerdo con el plan de reactivación presentado a finales de junio, dentro del eje de nueva deuda, quedan pendientes aún la toma de USD 100 millones para financiar obras y otros USD 50 millones para el IPS.

Ministro reitera rechazo a aumentos
El ministro de Hacienda, Benigno López, se refirió también ayer al avance en el estudio del Presupuesto General de la Nación (PGN) 2021 en el Congreso.
El titular del Fisco lamentó el enfrentamiento que tuvo con el ministro de Educación, Eduardo Petta, tras el pedido de aumento salarial a docentes. Recalcó que no es mentiroso y que no dio su aval a la reingeniería de fondos presentada por Petta para financiar el reajuste.
Insistió en que la pandemia golpeó duro a las arcas del Estado, por lo que la limitación en los ingresos no permite financiar ampliaciones al PGN. Pidió nuevamente a los demás ministros no solicitar aumentos, considerando la caída en el piso de ingresos que se tendrá en 2021.

Leyes presentadas
Créditos para el desarrollo. Contempla nuevas capitalizaciones por USD 100 millones para el Fogapy, USD 10 millones para el Fondo Ganadero y USD 10 millones para el Crédito Agrícola de Habilitación. El fondeo puede ser vía bonos o créditos.
Inversión en viviendas sociales. Contempla fondeo de USD 47 millones al Ministerio de Urbanismo, Vivienda y Hábitat para construir 6.000 viviendas sociales. Los recursos podrán obtenerse por préstamos o bonos.
Protección social. Contempla las ampliaciones del Pytyvõ 2.0 y de Tekoporã, un nuevo pago de la deuda histórica al IPS y transferencia a gobernaciones para asistencia a familias vulnerables, entre otros, por un total de USD 125 millones.

Fuente: UH