-->

Camas UTI en el privado costarán al Estado G. 13 millones por día

El pago de esos servicios se realizará con parte del remanente del fondo Covid que todavía no usó la cartera sanitaria y que forma parte de los USD 514 millones destinados del crédito público.

Javier Sosa Briganti, presidente de la Asociación de Sanatorios y Hospitales Privados, detalló que el costo diario de la atención en UTI incluye: cama, uso de equipos, honorarios del jefe de terapia, médicos terapistas, personal de enfermería, limpieza; análisis laboratoriales e imágenes (radiografías, tomografías), fisioterapia, medicamentos y descartables, sangre o plasma y oxígeno 24 horas.

"Absolutamente todo está cubierto. La persona que se interna en Salud Pública no paga nada y la persona que es derivada por Salud Pública a un sanatorio privado va a estar en UTI y no va a pagar nada también", manifestó a esta hoja.

La asociación nuclea a una treintena de sanatorios privados. Todos cuentan con salas de terapia, pero solo algunos contaban con espacios ociosos para reacondicionar sus sedes. "Se han conseguido hoy 100 camas con posibilidad de ir subiendo. Me llamaron de un sanatorio nuevo de Ciudad del Este que quiere sumarse", señaló.

Briganti enumeró a los integrantes de la asociación que preside y que se prepararon para el efecto. Se trata del Sanatorio Americano, San Lucas, Adventista, San Sebastián, Santa Bárbara, Internacional de Luque, Christian de San Lorenzo y también Sagrada Familia de Presidente Franco.

El Hospital Británico, el Grupo San Roque, así como el Sanatorio Migone negociaron antes con el MSP y, recientemente, se sumó a la lista Clinic Center de Ciudad del Este. Solo suscribirán contratos de soporte al sistema público los centros asistenciales que pasen la fiscalización que hará el Ministerio.

DERIVACIONES

El nivel de ocupación de camas de terapia en el sistema público ya superó el 90%, pero recién cuando se vea superado comenzarán las derivaciones al sector privado.

"De no encontrarse una terapia intensiva dentro del sistema público se deriva, a través de la Dirección de Terapias Intensivas o a través de Servicios de Emergencias Médicas Extrahospitalarias (Seme), a un sanatorio privado disponible en ese momento", explicó el Dr. Julio Borba, viceministro de Atención Integral a la Salud.

La cobertura –dijo– en ese instante corre por cuenta del Estado.

Borba explicó que lo que se busca evitar es que el sistema llegue a colapsar. "Si no hubiéramos ampliado las camas de terapia que tenemos actualmente, otra hubiera sido la historia; estaríamos al borde del colapso", sostuvo.

Absolutamente todo está cubierto. La persona que es derivada por Salud Pública a un sanatorio privado va a estar en UTI y no va a pagar nada. Javier Sosa Briganti, de la Asociación de Sanatorios y Hospitales Privados.

Fuente: UH