-->

Proveedores del Estado y clubes estarían ligados a millonaria evasión

Tras el allanamiento a un estudio contable que supuestamente creó unas 52 empresas de maletín para evadir cerca de G. 100.000 millones (USD 15 millones), los investigadores encontraron unas 14.000 facturas emitidas a 200 contribuyentes de diferentes rubros. De ese total, se confirmó a la fecha que 4.200 comprobantes fueron adulterados visiblemente.

La pesquisa detectó que, hasta el momento, las principales compradoras de las facturas falsas son empresas constructoras con grandes licitaciones públicas en mano. Estas compañías, cuyos nombres no se dieron a conocer debido al secreto legal de las actuaciones, adquirieron estos documentos con el objetivo de pagar menos al Fisco en concepto de impuesto al valor agregado (IVA) e impuesto a la renta de las actividades comerciales, industriales y de servicios (Iracis), principalmente.

Además de la denuncia penal, desde la SET ahora están analizando las operaciones hechas por estas proveedoras del Estado para el bloqueo o rechazo del certificado de cumplimiento tributario. Sin este aval impositivo, las compañías no podrán participar de nuevas licitaciones, según adelantó ayer el viceministro de Tributación, Óscar Orué.

¿Contrabando? Tras el allanamiento realizado al estudio contable, los intervinientes también encontraron facturas que fueron vendidas a clubes de fútbol de Primera División. Se trataría de dos de los clubes grandes del deporte rey y un tercero de menor envergadura, pero que también participa de torneos internacionales.

Además, llamó la atención la participación de una cadena de supermercados, por lo que no se descarta que también se detecten, con el correr de los días, que las facturas falsas se utilizaron para encubrir contrabando, según los intervinientes.

También se pudo comprobar la compra de comprobantes ilegales por parte de varias playas de venta de vehículos y comercios dedicados a la venta de electrodomésticos.

El caso. La SET y la Fiscalía allanaron este miércoles un estudio contable en el barrio Maramburé de Luque, como parte de una investigación a un esquema de empresas fantasmas que se creó para supuestamente evadir unos USD 15 millones entre 2015 y 2020.

Ese estudio contable, que sería propiedad de Mario Ferreira según los documentos, habría sido responsable de la creación de unas 52 compañías de maletín que se dedicaban a la venta de facturas a contribuyentes para pagar menos impuestos. Sin embargo, este medio centenar de firmas no prestaba servicio alguno ni vendía bienes.

Se consultó a las autoridades de la Administración Tributaria y la Fiscalía si este estudio contable estaría ligado al clan González Daher, pero indicaron que hasta el momento no se cuenta con datos que sostengan esa tesis.

De acuerdo con las estadísticas, se han llevado adelante ya al menos una decena de operativos de megaevasión desde el 2014 a la fecha, denunciándose irregularidades por más de USD 1.000 millones.

Fiscalía allana imprenta en segundo procedimiento
La Fiscalía realizó un nuevo allanamiento, esta vez, en la imprenta Gráfica Monarca, que se sospecha que estaría vinculada con el esquema de ventas de facturas para evadir impuestos al Fisco.
El fiscal anticorrupción Juan Ledesma encabezó en la víspera el procedimiento, ya que el local, ubicado en el microcentro de Asunción, aparentemente se encargaba de imprimir los talonarios con timbrado.
La empresa allanada ya anteriormente había entregado al Ministerio Público las documentaciones que tienen relación con el caso, timbrados y reportes firmados por cada contribuyente.
En la ocasión del allanamiento, se incautaron algunas facturas de Gráfica Monarca.

Fuente: UH