Propietaria de joyería saqueada en CDE: Destruyeron mi local, mi sueño

Se trata de la joyería Leo, ubicada sobre la calle Capitán Miranda, de Ciudad del Este, donde se registró el robo de mercaderías por valor de unos G. 500 millones, aproximadamente, en menos de diez minutos. En el local además fueron destruidos letreros, puertas y mostradores.

Los delincuentes habían aprovechado una manifestación ciudadana realizada el miércoles pasado para atracar varios locales del microcentro de esa ciudad. La protesta se realizó en repudio al retroceso a la fase cero de la cuarentena en el Departamento de Alto Paraná, debido a los casos en aumento del Covid-19.

Ada Guillén, propietaria de la joyería, manifestó que lo que quedó en su local son vidrios rotos, vitrinas vacías y sueños destruidos. Dijo que intentarán comenzar de nuevo con ayuda de varias personas solidarias que los están apoyando.

Turba de marginales atraca negocio y se roba casi todo

«Recomenzar después de esto para mi familia era como imposible, lo dábamos por perdido, pero hay gente que nos está levantando nuevamente, de repente nos dicen ‘estoy orando por vos’ y eso reconforta, eso da paz y motiva a seguir todavía luchando para poder nuevamente emprender, es tan difícil pero con ayuda de Dios veremos si podemos nuevamente levantarnos», expresó en conversación con Telefuturo.

Contó que el dueño de una metalúrgica se contactó con ella y le dijo que vio la puerta metálica de su negocio tirada en uno de los videos de circuito cerrado y se ofreció a darle otra puerta totalmente gratis.

Nota relacionada: Manifestación en CDE deja casi 60 detenidos tras incidentes

Además, un grupo de mujeres emprendedoras se comunicó con ella y están viendo la posibilidad de mandar colocar nuevamente las vitrinas de sus estantes que fueron totalmente destruidas.

Guillén recordó que el miércoles pasado en horas de la noche ella estaba en su vivienda mirando las noticias sobre la manifestación en Ciudad del Este, ante el anuncio del Ministerio de Salud, cuando recibió la llamada de su hijo, quien le contó lo que estaba sucediendo en el local.

Recordó que su hijo le llamó llorando y le dijo que vaya al local porque vaciaron la joyería y que ahí ella ya «no se sintió más» y ni siquiera recuerda cómo llegó a su comercio.

«Esto no solamente fue un saqueo y un robo, esto es cosa de vándalos, ellos destruyeron mi local, destruyeron todo lo que había, no hay una vitrina que no esté rota, todo está destruido, no me dejaron absolutamente nada. Destruyeron mi local, mi sueño, mi vida y la vida de mi familia, ellos no saben que en ese segundo destruyeron toda la vida de una familia completa», contó.

Le puede interesar: Multitudinaria manifestación en Alto Paraná tras retroceso a cuarentena total

Afirmó que más que un valor económico, la joyería tenía un valor sentimental para su familia, ya que era su segunda casa, en donde iban todos los días a trabajar desde las 7.00 hasta las 17.00.

La propietaria contó que el negocio no tiene seguro, porque estaban buscando una empresa aseguradora y debido a la cuarentena sanitaria no pudieron realizar la diligencia. Solo tenían una cámara de circuito cerrado y un guardia de seguridad.

También manifestó que la Policía Nacional capturó a uno de los autores del hecho y que deja todo en manos de las autoridades para que se haga justicia. Los investigadores cuentan con cámaras de circuito cerrado que captaron el momento del hecho.

«Esperemos realmente que los responsables puedan pagar, acá más que los daños materiales es el daño emocional, esto para nosotros era nuestra vida, es un trabajo de 23 años, no es poco, con mucho sacrificio, le pusimos amor a este lugar que es de mi familia y todos nosotros trabajábamos acá para sustentarnos, para estudiar mis hijos, para darle techo y comida», lamentó.

El caso

Los incidentes se generaron luego de que una gran cantidad de personas salieron a las calles a manifestarse en horas de la noche del miércoles pasado, generándose enfrentamientos con efectivos de la Policía Nacional, el Grupo de Operaciones Especiales y agentes de la Marina.

La masiva movilización convocó a familias enteras, pero todo se salió de control cuando un grupo empezó a lanzar piedras y causar destrozos contra los camiones que ingresan y salen del país.

Una gran cantidad de personas quedaron detenidas tras el hecho y la Fiscalía imputó este jueves a 43 personas por resistencia y perturbación de la paz pública, con pedido de medidas alternativas a la prisión.

Imputan a 43 por la violencia en el Este

Finalmente, tras la reunión realizada este jueves entre representantes del Ejecutivo y autoridades de Alto Paraná, se informó que el Ministerio de Salud autorizará el funcionamiento de comercios por 12 horas, con algunas excepciones, durante el retroceso de fase en esta región.

Fuente: UH