-->

Policía le arrastra del cabello a su esposa

Uno de esos hechos involucra a un agente de la Policía Nacional como agresor y como víctima, a su esposa. La supuesta agresión ocurrió en la noche del martes en la vía pública del barrio Isla Bogado de la ciudad de Luque, de acuerdo a imágenes registradas por una cámara de circuito cerrado. Sin embargo, la víctima en este caso no realizó denuncia alguna, alegando que se trató de una fantasía sexual con su pareja.

En la grabación se observa la "fantasía sexual" a la que alude la supuesta víctima, identificada como Liliana Elizabeth Soto de Galli: Ella sale corriendo de su vivienda y cruza la calle, pidiendo a gritos auxilio, hasta que se mete en la casa de un vecino cuyo portón encuentra abierto. Segundos después, llega tras la mujer el suboficial primero Pablo Galli, quien está de civil; este entra a la vivienda, la agarra de los pelos y la lleva arrastrada sobre el empedrado unos 30 metros, hasta introducirla nuevamente a su casa, entre forcejeos.

Los vecinos cuentan que esta era la tercera vez que esta pareja protagoniza este tipo de escándalo. Dijeron haber intentado ayudar a la mujer, pero que también tenían miedo de que el hombre esté armado, porque es policía. El uniformado presta servicio en la Agrupación de Seguridad, indicaron desde la Comisaría 46ª Central.

Igualmente, los vecinos informaron del hecho a la comisaría y ante la intervención de los efectivos policiales la víctima declaró que solamente se trató de un juego, una fantasía sexual, y no había por qué formular denuncia.

De todos modos, el caso fue comunicado a la Fiscalía y tomó intervención la fiscala Fátima Villasboa, quien notificó a la pareja que deben declarar en su unidad para iniciar una investigación de oficio sobre los supuestos hechos de violencia familiar.

INTENTO DE FEMINICIDIO. El otro caso de agresión a una mujer ocurrió de parte de su pareja ayer, a la madrugada, en el barrio Tablada Nueva de Asunción. Un hombre identificado como Elvio Santacruz fue detenido por agentes de la Comisaría 20ª Metropolitana, sindicado como autor de un intento de feminicidio. De acuerdo a la investigación, una mujer de nombre Susana Pereira Ruíz Díaz, pareja del detenido, fue apuñalada en el brazo y muslo.

La mujer fue asistida hasta el Hospital de Trauma, mientras que el supuesto agresor fue puesto a disposición de la Fiscalía. Según los intervinientes, el hombre estaba bajo los efectos del alcohol en el momento de la aprehensión.

El cuerpo sin vida de la joven Lizandra Chávez González (23), desaparecida el 4 de agosto pasado, fue encontrado en la mañana de ayer en el arroyo Quemado, en la colonia 3 de Mayo del distrito de Naranjal, a unos 120 kilómetros al suroeste de Ciudad del Este. La víctima, el día en que desapareció, abordó el vehículo de Nelson Duré Maciel, con quien mantenía una relación extramatrimonial.
La causa investigada inicialmente como coacción, coacción grave y privación de libertad podría dar un giro hacia feminicidio, atendiendo a la sospecha de que el autor pudo haber sido Duré Maciel, aunque este había señalado a sus familiares, a través de un mensaje de audio, que la víctima se lanzó de su vehículo y falleció, por lo que tuvo que ocultar el cadáver.
La fiscala María del Carmen Meza recibió un mensaje de Duré Maciel con el croquis del lugar donde se deshizo del cadáver, durante una audiencia indagatoria realizada en la Fiscalía de Iruña.
Un grupo de agentes policiales de Antisecuestro, de Inteligencia y de la comisaría de Naranjal realizaron un rastrillaje en el sector y localizaron el cuerpo, ya en descomposición, a las 09:30 de ayer.
Duré Maciel se habría fugado al Brasil; avisó a sus familiares que tuvo que huir tras la muerte de la joven.
El hallazgo se produjo el día en que el padre, Sinforiano Escobar, exigía el esclarecimiento del hecho a las autoridades policiales y fiscales, por los días que había transcurrido desde la desaparición de su hija. Todavía no había perdido la esperanza de hallarla con vida.

Fuente: UH