-->

Ministerio sobre necesidad de educación sexual integral: No se puede tapar estadísticas

"Yo pienso que hay gente que sigue estando en la edad media, para mí es terrible, no se puede tapar las estadísticas, los números, estamos hablando de vidas de niños truncadas para toda la vida", apeló el director General de Promoción y Protección de Derechos del Minna, Eduardo Sosa.

El director, quien participó del programa La Lupa emitido por Telefuturo, mencionó que la educación sexual integral es clave para reducir el porcentaje de conductas de riesgo y evitar el embarazo adolescente.

Señaló que este problema no solo afecta la vida de las niñas abusadas, sino también al Estado en su sociedad y economía. "Esta situación mantiene el círculo generacional de la pobreza", indicó.

Nota relacionada: «Una niña embarazada es una niña abusada», recuerda ministra en campaña de protección

Reiteró que, además, esto significa una consecuencia económica de USD 136 millones al año para el Estado. "Los niños y niñas que tienen hijos a edad temprana cuestan al Estado USD 136 millones, que es lo que el Estado tiene que invertir en programas paliativos", precisó.

Sosa también señaló que otra consecuencia de embarazo adolescente es la deserción escolar. "La niña abandona el quinto o sexto grado porque existe un abandono, porque va a ser un mal ejemplo para sus compañeritas. Nosotros como comunidad discriminamos, cuando la niña más requiere de protección", lamentó.

Dijo estar confiado en que la educación sexual integral va a ingresar de a poco en el sistema educativo. «Hay que mirar las evidencias. Los países que han invertido es esto (educación sexual integral) han reducido en un 40% esas conductas de riesgo», apuntó.

También puede leer: Ministra insta a debatir sobre la educación sexual integral

Explicó que la conducta de riesgo es cuando ocurre la primera relación sexual y que esta puede ser retardada cuando se conocen las consecuencias de dicha acción. Al respecto, mencionó que una de las consecuencias más importantes es la mortalidad por embarazo precoz, ya que el cuerpo de una niña no está preparado para desarrollar un embarazo

Asimismo, resaltó que en los últimos años, la mayor cantidad de personas que contraen VIH están en la población joven y adolescente, producto también de la falta de educación.

Esta semana, mediante datos públicos de países de la región, se dio a conocer que Paraguay ocupa el primer puesto en el Cono Sur en embarazo de niñas y adolescentes. Se tienen registrados 282 nacimientos en niñas de 10 a 14 años en lo que va de este año y 7.593 nacimientos más en adolescentes de 15 a 19 años.

Paraguay ocupa el primer lugar en la región en embarazo de niñas

A raíz de esta alarmante situación fue lanzada la campaña Ñañangareko (protejamos, en guaraní) que busca combatir el embarazo en niñas y adolescentes en todo el país.

Fuente: UH