-->

Luchó contra el cáncer, venció y ahora enseña decoración virtual gratis

La pandemia del Covid-19 que azota al país y el mundo permite conocer historias y hechos llenas de lucha, amor, tristezas y alegrías. Ese es el caso de una joven y luchadora mujer que le gano al cáncer y ahora enseña en un Centro de Capacitación de Encarnación, en el Departamento de Itapúa.

Se trata de Carolina Amarilla, quien vive en el barrio Curupayty de la ciudad y que con la enfermedad a cuestas supo salir adelante, ingeniándose hasta en esta situación sanitaria para llevar el pan de cada día a la casa.

Su historia es especial, atendiendo que desde muy joven tuvo que enfrentar los desafíos de la vida y, principalmente, del cáncer, cuya detección precoz le permitió seguir el tratamiento y sobrevivir a la complicada enfermedad.

Le puede interesar: El Gobierno aprobó protocolo para eventos, pero con poca asistencia

Hoy por hoy, con 36 años, cuatro hijos y totalmente recuperada nos comenta parte de lo vivido en ese momento de su vida, que tuvo que enfrentar con un hijo recién nacido y prematuro de apenas 900 gramos.

Pese a ser joven, haber acumulado experiencia en la lucha contra el cáncer le permitió brindar apoyo y asesoramiento a personas con la misma enfermedad, con quienes compartió parte de su experiencia en el tratamiento.

Carolina Amarilla se trató en Posadas, Argentina, atendiendo que le era más práctico ir hasta ahí que viajar a la capital.

Reconomiento a Carolina Amarilla.jpeg

Foto: Antonio Rolín.

Justamente, esta adversidad que vivió a su corta edad, le brindó a esta luchadora mujer experiencias inolvidables, a la que su gran creatividad, fuerza y fé, la convirtieron en profesora del Centro Vivo de Encarnación. Ella se formó en la institución en un curso de decoración.

Las ganas de salir adelante y el "sí puedo" como legado, la motivaron para perfeccionarse y convertirse en decoradora de eventos, rubro que le redituaba muy buenos ingresos hasta que llegó el brote del coronavirus al país y el trabajo cayó en cero, causándole un fuerte impacto económico, como a todo el rubro de eventos.

Sin embargo, esta mujer no se resignó y aprovechó los recursos digitales para empezar a enseñar de manera voluntaria y virtual en el Centro Vivo del Barrio San Pedro de la capital de Itapúa.

Lea también: Artistas y sector de eventos se manifiestan en la Costanera

"Hoy estamos entregando los certificados de un curso taller que se inició hace un mes atrás y los alumnos están trayendo alimentos no perecederos para que el Centro Vivo pueda destinar a las personas más necesitadas de la ciudad», contó.

Dijo que enseñó de modo virtual a través de Zoom técnicas en decoraciones y globología a 100 alumnos de varios puntos del departamento, y que todos aprobaron satisfactoriamente.

«Es mi primera experiencia como profesora y la verdad que es algo emocionante, empecé con mucho miedo, pero me encanta ver cómo las personas van desarrollando sus clases y es impresionante la manera en la que aprenden. Para mí es un orgullo poder estar compartiendo la experiencia que fui acumulando en la vida", resaltó.

Carolina Amarilla.jpeg

Foto: Antonio Rolín.

A partir de su testimonio instó a otras mujeres que también luchen, porque nada es imposible y que siempre busquen la realización de sus sueños.

La directora del Centro Vivo San Pedro, Pamela Añazco, por su parte, señaló que los cursos virtuales fueron muy exitosos y llegaron a 876 alumnos en los meses de junio y julio, lo cual calificó como un «récord absoluto».

En esta modalidad además se hicieron talleres gratis de repostería básica, de donas, decoración de eventos y elaboración de productos de limpieza en dos grupos.

Añazco resaltó que la gente tomó como un hábito la capacitación en diversos rubros, especialmente a la edad de entre 30 y 45 años, tanto hombres como mujeres. Por otro lado, acotó que todos los cursos son totalmente gratuitos y cada uno de los alumnos obtienen certificados al completar las capacitaciones.

Fuente: UH