-->

Hallan cadáver que sería de una joven desaparecida en Alto Paraná

El cuerpo en estado de descomposición fue hallado a las 9.30, en el arroyo denominado Quemado, en la ciudad de San Cristóbal. La Policía presume que sería de Lizandra Chaves González, de 23 años, domiciliada en la ciudad de Naranjal, quien está desaparecida desde el 4 de agosto pasado.

Agentes del Departamento de Antisecuestro y de la Comisaría local prosiguieron este miércoles con la búsqueda de la joven, cuando hallaron el cadáver en la colonia 3 de Mayo, en la propiedad privada perteneciente a Sergio Rossatto, en el Departamento de Alto Paraná.

La fiscala María del Carmen Meza confirmó que un hombre identificado como Nelson Duré Maciel, con quien fue vista por última vez Lizandra, envió un croquis del lugar donde estaba el cuerpo a su hermano cuando estaba prestando declaración sobre el caso en el Ministerio Público de Iruña.

Duré está siendo investigado por la Fiscalía por coacción, coacción grave y privación de libertad en el marco de la investigación de la desaparición de la joven.

La Fiscalía se dirige al sitio para disponer el traslado a la morgue de una funeraria de Santa Rita para la inspección en caso de que exista la posibilidad, informó el periodista de Última Hora Edgar Medina.

Se convocó al Ministerio Público, personal de bomberos voluntarios de la zona, policías de Criminalística y comisaria jurisdiccional para el procedimiento de rigor.

Sinforiano Escobar, padre de la joven desaparecida, manifestó que fue informado sobre el hallazgo de un cuerpo y que se dirigen al lugar para confirmar si se trata o no de su hija.

Al ser consultado qué sospechas tiene de su paradero, dijo que el presunto responsable es Nelson Duré Maciel, porque él la sacó de su vivienda y la llevó, luego se escondió.

Dijo que ella no tienen ninguna relación con el hombre y que hasta el momento desconoce más detalles sobre el hallazgo del cuerpo.

«Ojalá que no sea mi hija la que encontraron, esa es nuestra esperanza, pero ya nos dijeron que es ella», expresó en conversación con C9N.

El caso

La joven salió de su domicilio en Naranjal el 4 de agosto pasado con Nelson Duré Maciel, y ya no volvió. El hecho fue denunciado por sus familiares y una comitiva fiscal policial rastreó días atrás el sector denominado Línea Río Ñacunday, para verificar informaciones recabadas sobre el caso, pero sin éxito.

La fiscala Meza afirmó que el hombre que la había sacado de la casa dio pistas a sus familiares de dónde podría estar y procedieron a realizar un rastrillaje en el sector, donde existe poca vegetación y cultivos, sin lograr confirmar los datos. El teléfono de la víctima permanece apagado desde el día de su desaparición.

Agentes de la oficina regional Antisecuestro de la Policía Nacional y de las comisarías aledañas estuvieron involucrados en la búsqueda, luego de que tras la verificación de varias cámaras de circuito cerrado del vecindario se confirmara que la joven abordó un automóvil guiado por un hombre y estuvieron en un hotel cercano, antes de tomar rumbo desconocido el día de su desaparición.

La pareja de la desaparecida, de nombre Dirley Fonseca Galvao, señaló que se encontraba trabajando en el momento en que la misma salió de la casa, conforme a lo que le manifestó un vecino que fue testigo del hecho.

Los investigadores confirmaron que subió en el vehículo de Duré Maciel, que es de la marca Toyota, modelo Premio, de color gris plateado, con matrícula XBO992, registrado a nombre de su esposa.

La última información que se tuvo es que el hombre, que también está desaparecido, habría dicho a un familiar que la mujer se habría lanzado de su automóvil y habría fallecido, pudiendo deshacerse del cuerpo en el sector donde se realizó la búsqueda.

Fuente: UH