-->

Gremios de restaurantes y eventos rechazan retroceso de fase

En su carta, la Asociación de Restaurantes del Paraguay (Arpy) manifiesta su "profunda preocupación" por el retroceso de fase. Indica que como Asociación son plenamente conscientes de la difícil situación sanitaria por la que se está atravesando a nivel global inclusive y en nuestro país en particular.

Nota relacionada: A 2 meses de la reapertura, los restaurantes afirman que siguen con cifras rojas

La nota señala que, desde el principio, todos los miembros de la Asociación acataron y cumplieron a cabalidad todas las disposiciones dictadas por las autoridades, a pesar de las consabidas consecuencias de índole económica y social que representaban, en pos del objetivo superior y prioritario de mitigar la propagación del virus.

Sin embargo, expresan su desacuerdo con las posibles medidas a tomarse en forma general, cuando el foco del problema creen es específico.

"Es sabido por las autoridades dónde se generan los focos de contagio y es sabido también que nuestros locales realizan su labor en estricto cumplimiento de todas las medidas sanitarias requeridas y no es ahí donde los mismos son generados. Creemos que medidas de carácter general no contribuirán a disminuir el contagio y sí generarán más perjuicio económico del ya asumido hasta ahora por nuestro rubro, el cual es formal y consciente de la situación", indica una parte de la misiva.

Le puede interesar: Gobierno apunta a establecer una cuarentena total los fines de semana

A criterio de la Arpy, la restricción debería ser directa a los focos específicos de contagio que, por lo general, son los locales informales que por su naturaleza misma no se caracterizan por el fiel cumplimiento de las disposiciones de la autoridad sanitaria como sí lo hace el gremio."Por lo que no es difícil concluir que por más decretos y normas que se dicten, los mismos no los cumplirán, como no lo hacen con las normas sanitarias ya vigentes hoy día", asevera.

El gremio sugiere mantener las medidas actuales para aquellos locales que cumplen con las normas y potenciar los controles del cumplimiento de las medidas sanitarias de quienes se manejan en la informalidad, apelando a la conciencia de la gente con enfermedad de base a aislarse y a la gente sana a mantener las medidas sanitarias cuidando así de aquellos más vulnerables.

La Arpy espera que se tomen medidas justas para el bien de todos los paraguayos.

Eventos

Entretanto, la Asociación de Empresas Paraguayas Proveedoras para Eventos (Aseppe) indica que desde el inicio de la emergencia sanitaria tuvieron una política de respeto de la ley y de diálogo con las distintas autoridades, conformando diferentes mesas de trabajo dentro de un marco institucional de cooperación y de mutuo respeto.

Recuerda que su rubro está parado desde el 10 de marzo, y ante las sucesivas extensiones de la implementación de la Fase 4 de la cuarentena inteligente quedaron abandonados a su suerte sin medidas económicas paliativas, sin créditos, y con el asedio implacable del sector privado para requerir sus acreencias.

Asimismo, indica que el Gobierno Nacional habilitó otros sectores análogos al de eventos, que también estaban previstos para la Fase 4, como restaurantes, bares y casinos, atentando contra sus derechos constitucionales a la igualdad, al trabajo, a la libre concurrencia y a la libre competencia.

Puede leer también: Covid-19: 4 muertos y 527 casos comunitarios reporta Salud

El gremio de eventos sostiene que no existe ninguna diferencia ni explicación lógica en cuanto al protocolo sanitario aplicable en un evento formal, y los que se aplican en los mencionados negocios análogos.

"Si como dicen las autoridades los contagios son sociales, no devienen de eventos formales organizados por profesionales, sino por reuniones informales en casas de familia entre parientes y amigos, por lo tanto, rechazamos categóricamente la constante estigmatización de nuestro sector por parte de las autoridades sanitarias", agrega una parte de la carta.

Aseveran que el Gobierno Nacional violentó el estado de derecho, generando privilegios y discriminación, favoreciendo no solo a los mencionados sectores, "sino también haciendo la vista gorda" y aplicando un criterio de justicia selectiva de acuerdo al peso político o económico del infractor de la ley, configurándose en una falta total de respeto a la ciudadanía.

"¿Con qué autoridad moral se podría seguir pidiendo sacrificios a la ciudadanía que ya hizo largamente su parte, mientras el Estado ha incumplido la suya al no dotar al sistema de salud de los equipos e insumos, y ha demostrado complacencia en determinados casos y control estricto de la ley en otros? O, lo que es peor, se siga pidiendo sacrificios o dilatando solo a algunos sectores", se quejan.

Indican que son conscientes de la situación sanitaria por la que atraviesa el país, por lo cual no piden que se habiliten los eventos, sino que, en honor a la justicia, si se va a implementar un retroceso de fases se vuelva a una cuarentena total y absoluta.

"Consideramos que, si se llegó a esta situación, es responsabilidad de las fases 1, 2 y 3, que no supieron administrar las libertades que se les otorgaron, por lo tanto, una cuarentena selectiva, en la que se siga permitiendo a ciertos sectores trabajar y producir, mientras hay rubros con facturación cero hace más de cinco meses, sería nuevamente un atentado contra nuestros derechos constitucionales", aseguran.

Sostienen que es hora de dejar de lado la hipocresía social, de la gente que aboga por retroceder de fases, mientas sigue cobrando su salario, o tiene su empresa funcionando, o peor aún, pertenece al sector privilegiado de la República: El funcionariado público.

"No seguiremos permitiendo que nos nieguen el derecho a dar a nuestras familias una vida digna, por lo tanto, si vamos a retroceder, que sea sin privilegios. ¡BASTA DE HABILITACIONES SELECTIVAS Y TRÁFICO DE INFLUENCIAS!!! O RETROCEDEMOS TODOS… O NINGUNO!!!!!", finalizan.

Fuente: UH