-->

En el Palacio consideran injusto que se diga que Marito es el problema

Desde el entorno presidencial evalúan la situación y alegan que tropezaron con varias dificultades desde la asunción del poder, con la sequía, recesión económica, crisis política derivada de las polémicas actas de Itaipú y ahora la pandemia.

Para el jefe de Gabinete de la Presidencia, Juan Ernesto Villamayor, no hubo un periodo de gracia para Mario Abdo y desde que arrancó su Gobierno empezaron los problemas. Reconoció que es un año difícil para el país.

"El presidente es un reflejo del país. Hemos tenido crisis que no han dependido de decisiones políticas. La crisis climática no depende de la decisión política; nadie podrá achacar a la conducción la existencia de coronavirus. Uno tiene situaciones críticas, el país tiene situaciones críticas y hay que luchar desde la crisis", reflexionó.

Villamayor aseguró que la clase política nunca fue complaciente con el presidente y que la crisis estalló desde el primer momento. "El presidente no tuvo ni uno de los 100 días que le dan normalmente a cualquier presidente de la República de luz para organizar el equipo", dijo.

Sin embargo, el principal problema que enfrentó el mandatario fue la debilidad de liderazgo al no tomar cartas en los numerosos hechos de corrupción en el Gobierno. Esto además de la crispación con el cartismo que le hizo una fuerte guerra y que luego terminó en un pacto denominado Operación Cicatriz.

En todos los casos Abdo no fue capaz de tomar la decisión de destituir a ningún funcionario denunciado por hechos irregulares, sino mas bien dejó que los cuestionados renuncien a sus puestos, demostrando un liderazgo débil que le desgastó tempranamente.

"El primer día (Marito) ya enfrentó problemas políticos; el segundo día enfrentó la sequía; el tercero enfrentó la inundación. Nunca tuvimos ese margen", dijo Villamayor citando todos los inconvenientes que vinieron sorteando desde agosto de 2018, pero sin mencionar la corrupción.

toda la culpa. Al jefe de Gabinete le parece injusto "achacarle al presidente que el problema es él", cuando que la crisis tiene factores externos.

Villamayor dijo que el alivio y el respaldo aparecen en la medida de las decisiones que se van tomando y no por el cambio de personas.

"Si centramos que la política se reduce a saber quién está en cada cargo estamos equivocando el camino. Tenemos que tomar medidas que satisfagan las necesidades de la gente. Hoy las expectativas se encuentran afectadas por una pandemia", sostuvo Villamayor.

Remarcó que la situación sicológica de la gente está afectada por este tipo de comportamientos, en referencia a las medidas sanitarias, como el uso de mascarillas y la preocupación por la enfermedad.

"Naturalmente pretendemos una solución y a veces tenemos que comprender que la solución no está en manos del Gobierno. A veces tenemos que comprender que somos nosotros parte de la solución", significó.

"Es responsabilidad del relajamiento, de las costumbres, cuando se ha dicho que tenemos que hacer de este modo", sostuvo al tiempo de remarcar que hay personas que no quieren cumplir el protocolo y echan la culpa al gobierno.

A veces tenemos que comprender que la solución no está en manos del Gobierno. A veces, somos nosotros parte de la solución.

El presidente es un reflejo del país. Nosotros hemos tenido crisis que no han dependido de las decisiones políticas. Juan Ernesto Villamayor, jefe de Gabinete Civil.

Fuente: UH