-->

El planeta enano Ceres podría ser un mundo oceánico, según estudios

Desde su descubrimiento en 1801, Ceres ha sido considerado sucesivamente como un planeta, después un asteroide y ahora un planeta enano. Pero independientemente de su denominación, nunca ha dejado de intrigar a los científicos.

En 2015, tras un periplo de siete años y medio, la sonda estadounidense Dawn se situó en órbita alrededor de este cuerpo en órbita entre Marte y Júpiter.

Le puede interesar: Se tomó la primera imagen del planeta enano Ceres

Con un diámetro de unos 950 km, Ceres representa el mayor objeto del cinturón de asteroides y tarda 4,61 años terrestres en dar la vuelta al Sol.

A finales de 2018, la sonda Dawn, con problemas de energía, dejó de transmitir, pero los investigadores siguen analizando las imágenes y los datos que recabó, descritos el lunes en siete estudios publicados en las revistas Nature Astronomy, Nature Geoscience y Nature Communications.

Uno de los famosos misterios de Ceres es la presencia de más de 130 zonas luminosas en la superficie, la mayoría asociadas a cráteres de impacto.

Y es que en su fase final, Dawn orbitó solamente a 35 kilómetros de Ceres, centrándose en Occator, uno de los cráteres de 20 millones de años.

Puede leer también: Los misteriosos brillos del planeta enano Ceres son sólo el reflejo del sol

Según los autores de uno de los estudios, dirigido por Carol Raymond del Instituto de Tecnología de California, en Estados Unidos, bajo el cráter se escondería un gran reservorio de salmuera, una solución acuosa saturada de sal.

En otro artículo, MarÍa Cristina De Sanctis del Instituto Nacional de Astrofísica de Italia, y sus colegas señalan la presencia de cloruro sódico hidratado en la zona más grande brillante del cráter de Occator.

Para MarÍa Cristina De Sanctis, «estos resultados revelan que hay agua en estado líquido bajo la superficie del planeta» y que Ceres es una «especie de mundo oceánico, como algunas lunas de Saturno y de Júpiter».

«El material encontrado en Ceres es muy importante en términos de astrobiología» ya que «sabemos que estos minerales son todos esenciales para la emergencia de la vida», precisó a la AFP.

Fuente: AFP.

Fuente: UH