-->

Dominick, un bebé con AME que necesita acceder a costoso tratamiento

Lilian Gissele Wolscham Ramos es la madre de Dominick Alexander, un bebé cuatro meses que fue diagnosticado con atrofia muscular espinal tipo 1, y busca hacer todo lo posible para darle una mejor vida a su hijo.

La mamá del pequeño apunta a conseguir la cura definitiva del AME, que es el Zolgensma, y cuesta USD 2.175.000 (unos G. 14.500 millones), es de única aplicación intravenosa, y debe ser administrada a bebés menores de hasta dos años.

Sin embargo, en Paraguay todavía no hay un tratamiento para la enfermedad. El Ministerio de Salud Pública está tratando de forma experimental a dos bebas, Bianca y Agustina, cuyos casos se volvieron emblemáticos.

Le puede interesar: AME: Agustina ya no puede acceder a la cura definitiva

A las dos niñas se les suministra Spinraza, medicamento que no hay en el país y que de momento es adquirido por el Estado en ampollas y le salen USD 100.000 (unos G. 650 millones) cada una.

«Yo voy por la cura, porque creo que aún tengo tiempo. Mi bebé ahora tiene ya cuatro meses», manifestó la madre de Dominick a Última Hora.

El niño ingresó a la Unidad de Terapia Intensiva del Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias y del Ambiente (Ineram) cuando tenía tres meses de vida y ahora tiene traqueotomía porque no pudo más respirar por sí solo.

Madre de Bianca: «Nosotros buscamos la cura, no el tratamiento»

«Mi hijo es tipo 1, que es el más grave y agresivo que hay de la atrofia muscular espinal, porque se manifiesta prácticamente al nacer, pero es a partir de los dos meses que los bebés con el tipo 1 empeoran», indicó Lilian Wolscham.

Los médicos le dieron pocas esperanzas de vida, ya que va a depender de un respirador, incluso le pidieron resignación porque «el varón muere más rápido en este tipo de casos».

«Jamás me resignaría y aceptaría esa vida tan cruel para mi hijo, y como madre haré todo lo posible y si es necesario hasta lo imposible para darle una mejor vida a mi hijo, y ahora justamente estoy tratando de ponerme en campaña para recaudar dinero, para que mi hijo no se quede así como me dicen los doctores», insistió.

Lea también: Destinarán G. 5.000 millones para tratar a bebas con atrofia

Dijo que en esta batalla está sola, debido a que no tiene el apoyo de su pareja para lograr lo que se propuso por el bien de Dominick, y por ello apela a la solidaridad de la ciudadanía.

Las personas interesadas en ayudar con la causa pueden hacerlo a través de giros en el número (0984) 619-817 a nombre de Ana Wolschman, o al (0992) 912-418 con Lilian Wolschman.

También se pueden hacer transferencias bancarias a las cuentas de BBVA nº 0602613876 a nombre de Ana Wolschman, con documento de identidad número 4.659.936; o de Visión Banco nº 14781131, a nombre de Christian Wolschman, con documento de identidad número 3.607.092.

Fuente: UH