Conforman equipo de fiscales para investigar atentado mafioso en Pilar

La fiscala general del Estado, Sandra Quiñónez, dispuso la reasignación de la causa y la investigación estará a cargo de los fiscales de la Unidad de Crimen Organizado Alicia Sapriza, Federico Delfino y Marcelo Pecci, así también formará parte de este equipo el fiscal Carlos Acuña.

Las primeras diligencias fueron realizadas por la fiscala Ana Luz Franco. Ahora el nuevo equipo de trabajo deberá trasladarse a la ciudad de Pilar, en el Departamento de Ñeembucú, en donde ocurrió el atentado en la mañana de este miércoles, informó el Ministerio Público.

La víctima fatal, identificada como Celsa Chávez, se desplazaba a bordo de su automóvil en compañía de su pareja Víctor Sotelo cuando fueron interceptados por un vehículo desde donde dispararon contra ellos.

La mujer llegó sin signos de vida al Hospital Regional de Pilar y su pareja recibió atención médica tras sobrevivir al ataque.

Sicarios matan a mujer que denunció contrabando de combustibles en Pilar

De acuerdo con los primeros informes, la mujer ya habría recibido amenazas por parte de los miembros del esquema que se dedican al ordeñe de combustible.

Celsa Chávez brindó el miércoles una entrevista a Telefuturo y comentó que su familia ya fue víctima de un atentado meses atrás, y el caso estaba siendo investigado por el fiscal Juan Olmedo, quien fue recusado en el proceso.

"Nosotros habíamos solicitado que esta causa sea llevada por otro fiscal, que no sea Olmedo. Todo está contaminado y eso se puede demostrar con las actuaciones de Olmedo, que en un año incautó montones de camiones y combustibles y funciona libremente el negocio", dijo la fallecida al canal.

La víctima también mencionó que el esquema de ordeñe de combustible se realizaba en connivencia con agentes de instituciones encargadas del control. "Se pagaba en los controles policiales, a la gente que estaba de turno, y así funcionaba", dijo.

Tal entrevista no fue emitida por el canal en la víspera debido a que la mujer solicitó evitar la difusión porque recibió amenazas de muerte.

Fuente: UH