-->

A julio, la deuda pública ya llega a USD 10.944 millones

De esta manera, se acumula un incremento de la deuda total de alrededor de USD 2.085 millones en lo que va de 2020, considerando que al cierre de 2019 el registro era de USD 8.859,1 millones, equivalente en su momento al 22,7% del PIB.

De acuerdo con los datos oficiales, la deuda externa hasta julio es de USD 9.421 millones, un 86,1% del total, mientras que la deuda interna es de USD 1.523,8 millones (el 13,1% restante).

Asimismo, se observa en los reportes que la Administración Central acumula obligaciones de USD 9.640,9 millones al séptimo mes del año y la Administración Descentralizada, de USD 1.303,9 millones en el mismo periodo. Igualmente, resalta que las emisiones de bonos internacionales representan el 49% de la deuda total; es decir, USD 5.360 millones.

Ritmo. El acelerado crecimiento de la deuda pública este año se debe, principalmente, a los compromisos tomados para enfrentar la crisis sanitaria por Covid-19. Pese a la circunstancia, diferentes analistas y sectores económicos expresan constantemente su preocupación por el ritmo de endeudamiento.

Ya en meses anteriores, el nivel de deuda/PIB había ingresado en el rango de alerta bajo los parámetros del Fondo Monetario Internacional (FMI). Sin embargo, desde Hacienda habían considerado que los números son aún manejables, lejos del 45% considerado crítico por el mismo organismo multilateral.

Conforme a datos de Basanomics, Paraguay había registrado la suba de deuda más pronunciada durante el lapso comprendido entre junio de 2019 y junio de 2020, alcanzando un nivel levemente superior al 8% del PIB, por sobre las cifras de Brasil, Perú, Chile, Colombia y Argentina.

Para el cierre del año, la calificadora internacional de riesgos Moody's había previsto que la deuda pública del país aumente a cerca de 32% del producto. Asimismo, para los próximos tres años, se espera que el indicador alcance un acumulado en torno al 35% del PIB.

Ingresos. Además del relacionamiento entre deuda y el producto interno bruto, diversos expertos explican que se debe tener en cuenta la sostenibilidad de las obligaciones desde el punto de vista de la capacidad de pago del Estado en función a sus ingresos, los cuales se ven reducidos actualmente a causa de la situación sanitaria.

En ese sentido, el informe denominado "La Administración Tributaria en tiempos de pandemia", dado a conocer recientemente por la Subsecretaría de Estado de Tributación (SET), explica que se estima una caída de 8,1% en los ingresos tributarios para el cierre de este año, con relación al año pasado.

La recaudación efectiva sería de más G. 12,7 billones en 2020, que equivale a alrededor de USD 1.850 millones. Esto representaría una diferencia negativa de G. 1,6 billones (USD 236 millones) versus 2019, conforme a los pronósticos.

Fuente: UH