“Unión temprana con niñas es una forma de abuso”

Esto se desprende del informe Contra mi voluntad. Desafiar las prácticas que afectan a mujeres y niñas e impiden la igualdad del Fondo de Población de las Naciones Unidas (Unfpa).

Al respecto, algunas autoridades como la ministra de la Niñez y Adolescencia, Teresa Martínez, se pronunciaron, lamentan la realidad y critican estas prácticas. "Estas constituyen un abuso (uniones tempranas), por más consentimiento de sus padres o aparente consentimiento de la niña, no se puede permitir", apuntó la titular del MNNA.

Criticó que la sociedad vea como normal estas situaciones hasta que aparece un embarazo. "Eso pone en riesgo la vida de esta niña o adolescente", remarcó.

Más datos. Del informe de Unfpa, desde la cartera de Niñez destacaron que un 8% de matrimonios de menores se da en zona urbana y más del 20% en zona rural. De estos datos se desprende un 50% de niñas y adolescentes pertenecen a zonas de extrema pobreza.

Un 30,8% comparando con la población del resto del país corresponde a la niñez indígena, otro dato resaltado por Martínez. "El código civil establece la edad mínima de 18 años, pero con autorización judicial muchas se están casando desde los 15 años", mencionó la ex agente fiscal.

El 82% de los matrimonios infantiles corresponden a mujeres; mientras que el 71% de las uniones son también de niñas o adolescentes.

Investigación. Desde el MNNA, en conjunto con organizaciones, emprenderán una investigación sobre el matrimonio y la unión infantil o temprana en el territorio nacional. El objetivo es contar con mayores datos sobre esta práctica nociva, una de las 19 detectadas en contra de los derechos de las niñas en Paraguay y en todo el mundo.

El análisis, investigación y evidencias científicas sobre las causas y factores que determinan las uniones tempranas, y los efectos que estos pueden tener en la población de las niñas son concretamente los ejes de este análisis que se llevará adelante a través de Unfpa y Plan Paraguay.

El trabajo de campo será realizado por expertos de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales Paraguay.

Fuente: UH