-->

Un viernes de furia con violentos asaltos se vivió en Asunción y Central

Esto se pudo ver ayer, en horas de la mañana en la ciudad de Fernando de la Mora, cuando una gavilla de cuatro delincuentes armados asaltó una empresa que presta servicio de delivery sobre pedidos.

El hecho quedó grabado en el circuito cerrado del local y aledaños y los malvivientes se llevaron G. 220 millones.

Los funcionarios junto al propietario del negocio persiguieron en la huida a los asaltantes, quienes intentaban abordar una camioneta. Incluso, el dueño del local subió sobre el capó del rodado para evitar a fuga, pero sin éxito.

Ante la resistencia de las víctimas, uno de los ladrones no pudo abordar el rodado, por lo que lo abandonaron y fue retenido por los funcionarios, quienes posteriormente, lo entregaron a la Policía.

Se trata de Leoncio Espinoza, de 70 años, y con numerosos antecedentes policiales, explicaron desde la Comisaría 2ª Central.

en luque. Tres delincuentes fuertemente armados se llevaron la suma de G. 1.800.000, de una despensa de nombre San Antonio, ubicada en la ciudad de Luque.

Los asaltantes, que portaban pistolas y escopetas, actuaron con mucha violencia durante el atraco y propinaron varios golpes al propietario del negocio, conocido como Don Tito, hasta que este le entregó todo el dinero que se encontraba en la caja registradora.

El despensero relató que se encontraba arreglando una de las máquinas tragamonedas, cuando irrumpieron los asaltantes, que llegaron al sitio sobre una motocicleta.

"Mientras estaba arreglando mi tragamonedas llegaron ellos, me golpearon por la cabeza, me echaron al suelo y me preguntaron dónde tenía la plata. Yo les dije que no tenía mucho", expresó Don Tito, quién además denunció que está es la quinta vez que su despensa en objeto de asalto.

militar. En el barrio Tacumbú de Asunción, dos hombres y una mujer asaltaron al militar Juan Ángel González (25). Ocurrió ayer, a la madrugada, sobre la avenida Colón casi 22 proyectadas, mientras el uniformado se dirigía a realizar unas compras. La víctima fue despojada de un arma y su teléfono celular tras ser amenazado con estoques y cuchillos. Fue a pocos metros de la guardia de la Primera División de Infantería.

De terror. A ello se suma los momentos de horror que vivió una mujer (el jueves) frente a su casa del barrio Ypatí, Villa Elisa, cuando motochorros intentaron asaltarla, y como no tenía nada trataron de llevarse a su hija de un año. Tras forcejeo, la mujer ingresó a su casa y los malvivientes huyeron.

Fuente: UH