-->

Precio del ganado con alza sostenida

Este comportamiento acompaña el leve repunte de exportaciones de carne al mercado internacional entre mayo y junio, aunque aún no se recuperan los precios que se tenían anteriormente.

Los ganaderos, que ya se venían quejando de la desvalorización de sus animales en los frigoríficos, entraron a una etapa de desesperación con la pandemia, que empujó a las plantas a regular la faena por falta de mercados y a pagar en mayo por el novillo USD 2 por kilogramo al gancho, el peor registro en lo que va del 2020.

De acuerdo con la última actualización de la Comisión de Carne de la Asociación Rural del Paraguay (ARP), el valor del animal subió 20% con relación a la precipitada caída del quinto mes del año, pero todavía se encuentra por debajo de los precios que pagan los frigoríficos de Brasil con USD 2,53 por kilogramo, seguido de Argentina, donde los productores reciben USD 2,83, mientras que Uruguay sigue liderando con USD 3,40.

En el último caso, incluso supera el valor del ganado australiano y solo 8 centavos lo separan el precio estadounidense y 71 del mercado de animales de la Unión Europea.

MERCADOS. En el primer semestre del año la carne paraguaya cotizó en promedio USD 4.070 la tonelada, en tanto que Chile, el principal comprador, pagó USD 4.298.

Según los datos de Faxcarne, que recoge la ARP, este mercado muestra signos de mejora en medio de la pandemia del Covid-19. Un importador comentó que cerró contrato por los 19 cortes de carne por USD 4.200 la tonelada y ahora pretende alcanzar los USD 4.600, mientras que Brasil, que estuvo colocando a USD 4.000, quiere subir el precio a USD 4.700, un precio considerado inviable debido a que los consumidores chilenos prefieren la carne paraguaya.

CONCENTRACIÓN. La Comisión Nacional de la Competencia (Conacom) sigue analizando la concentración de mercado por parte de la empresa Athena Foods, a pedido de la Asociación Rural del Paraguay y que acompañan los senadores Fidel Zavala y Fernando Silva Facetti.

De acuerdo con Zavala, solo hay dos hipótesis: Un acuerdo entre las empresas para fijar un precio por el ganado, lo que califica como una "cartelización de la industria" o que hay "prácticas conscientes paralelas", donde las plantas imitan la cotización del grupo empresarial que faena el 40% de los animales.

Al respecto, hay otro análisis que expone la Asociación Paraguaya de Productores y Exportadores de Carne y que advierte sobre los riesgos de la concentración de mercado en el sector ganadero.

Fuente: UH