-->

Justicia complaciente con poderosos permite litigar desde la clandestinidad

Los recientes casos en que se vio esta práctica fue con Dalia López y Patricia Ferreira, esta última, representante de Imedic, ex proveedor del Ministerio de Salud.

El abogado penalista Osvaldo Granada aseveró que una persona primero debe ponerse a disposición de las autoridades judiciales o fiscales y después cuestionar la competencia e idoneidad de la fiscal o del juez, pero antes que nada, acatar la orden de detención o de captura.

"Por telepatía o la clandestinidad no se puede litigar, en absoluto. Físicamente hay que cumplir la orden y ahí hacer los cuestionamientos que pudiera tener, recusando jueces o fiscales, pero antes que nada, cumplir la orden (presentarse)", explicó.

En el caso de la empresaria Dalia López, una de las que habría tramitado el pasaporte y cédula falsos de Ronaldinho, sigue prófuga y en rebeldía.

El 16 de abril de este año, planteó un hábeas corpus preventivo y genérico, por medio de su abogado y sin presentarse. Pidió que se revoque la decisión de rebeldía de la jueza Lici Sánchez, lo cual fue rechazado. El 17 del mismo mes, apeló nuevamente el rechazo, pero el Tribunal ratificó la decisión de la jueza.

Si bien, los defensores de Dalia afirmaron que ella está a disposición, hasta hoy no se presentó ante la Justicia, alegando ser vulnerable al coronavirus, debido a que sufre de diabetes e hipertensión.

EL OTRO CASO. El hecho de litigar desde lo oculto se repite con la titular de Imedic, Patricia Ferreira, prófuga y en rebeldía.

Pese a tener orden de detención al momento de ser imputada, y sin aparecer, recusó a los fiscales Marcelo Pecci y Sussy Riquelme. Tras ser estos confirmados, recusó a la fiscala general del Estado, y a 16 fiscales adjuntos.

El fiscal Pecci consideró que la presentación de abogados no puede suplir el deber de uno de presentarse ante la Justicia.

"Independientemente de la declaración de rebeldía, estas personas (Ferreira y Nidia Godoy, directora de Imedic) no se sometieron al proceso desde el comienzo", aseguró, por lo que la Fiscalía considera esta acción como un litigio desde la clandestinidad.

Detalló que el Ministerio Público no da copia de la carpeta a los que no están imputados, porque puede frustrar la investigación y tampoco a los que tienen orden de detención, si es que no están presentes.

Cuestionó que el Juzgado fijó audiencia para casi una semana después y que ese plazo no es aplicable con medidas cautelares, por lo que "se dilató el caso", señaló.

LARGO HISTORIAL. La práctica desde lo oculto tiene un largo historial con poderosos, como el caso de Luis Saguier Blanco, ex asesor de la Cámara de Anunciantes del Paraguay (CAP), quien apelaba en el 2018 sus medidas alternativas sin presentarse.

El otro fue Juan Pablo Jiménez, primo de Horacio Cartes, quien había recusado al juez Humberto Otazú, sin presentarse a su audiencia.

También el supuesto lavador de dinero, Luiz Carlos da Rocha, Cabeza Branca, había planteado reiteradas chicanas, sin someterse a la Justicia.

Desde afuera no puedo elegir fiscales o jueces. Tengo que respetar la primera orden que es estar a disposición. Es ineludible. Osvaldo Granada Sallaberry, abogado penalista.

Se acrecienta el peligro de fuga sin la captura
Los efectivos policiales al parecer son lentos para capturar a poderosos, pero rápidos con delitos comunes, como en el caso del ladrón de pomelos.
Según Pecci, la detención, en el caso de Patricia Ferreira, está a cargo de la Policía, pero ellos alegan que ya difundieron la orden a las jefaturas, pero que no se efectivizó. "Esto acrecienta el peligro de fuga", dijo.
La misma orden también está en Fiscalía para encontrar a Dalia López y Nidia Godoy.
La comisaria María Elena Andrada, jefa de Relaciones Públicas de la Policía, aseguró que ya está en el sistema informático las órdenes de captura. Detalló que si se tiene certeza que un prófugo está en la casa, se puede pedir orden complementaria al juez para capturarle, pero con la actual, los policías no tienen atribución de entrar en un domicilio.

Fuente: UH