Se registra un récord de positivos y los sin nexo siguen avanzando

La última vez que había temblado el tablero de los casos confirmados de Covid-19 en Paraguay fue el 9 de mayo, cuando se reportaron 129 positivos. En su mayoría provenían del exterior. Ayer, Paraguay registró un nuevo récord con la confirmación de 142 infectados, de los cuales 110 corresponden al megacontagio producido en la Penitenciaría Regional de Ciudad del Este (CDE).

Los datos desagregados de los casos positivos –de un total de 1.590 muestras procesadas– indican que 125 fueron por contactos, 10 del exterior y siete sin nexo. Hay 11 internados, dos en terapia intensiva. Se reportaron 37 nuevos recuperados, sumando así 1.013; en tanto que el total de confirmados trepó a 1.711, según la actualización epidemiológica provista por el ministro de Salud, Dr. Julio Mazzoleni.

"Tenemos muchos positivos en el día de la fecha, y probablemente mañana (por hoy) y pasado tendremos un número alto", expuso el ministro en rueda de prensa que últimamente brinda los viernes por la mañana. Trabajan –dijo– en coordinación con el Ministerio de Justicia, organizando dentro del penal a los internos y los guardiacárceles, con la lógica de un albergue.

El Dr. Hugo Kunzle, director de la X Región Sanitaria, señaló que tomaron 659 test de Covid a los reos.

En el penal de la capital del Alto Paraná ya se pudo confirmar 230 contagiados, de los cuales 161 son personas privadas de su libertad y 69 funcionarios, según reportó Wilson Ferreira, corresponsal de ÚH.

Este fin de semana –anunció Mazzoleni– tendrán un panorama más preciso sobre el brote en el correccional de CDE. A la vez, esperan dimensionar el impacto que pueda tener en la comunidad, en atención a los guardiacárceles y funcionarios penitenciarios, quienes ya fueron separados de sus núcleos familiares y aislados en un albergue: por un lado los positivos y, por otro, los que aguardan sus resultados.

Kunzle refirió que, en este momento, están poniendo especial atención en la comunidad, tomando las muestras a los contactos de los funcionarios que estuvieron con ellos los últimos días.

"Estamos haciendo un análisis muy responsable, técnico, científico de esa zona. No puedo negar que nos preocupa enormemente Alto Paraná. Hoy es la zona más roja del país, sin ninguna duda", expuso el ministro de Salud al indicar que siempre dejaron en claro que esta cuarentena "se basa en la dinámica de ir hacia adelante o para atrás".

SILENCIOS

En la víspera quedó demostrado que el virus se pasea invisible en la comunidad, en cada asintomático o en quienes tienen síntomas leves. Y se expande silenciosamente en diferentes puntos del país, especialmente en el Departamento Central, Alto Paraná y ahora en Amambay.

Mazzoleni precisó que de los siete sin nexo que aparecieron ayer, cuatro corresponden a Central: Fernando de la Mora, San Lorenzo, Ypacaraí y Mariano Roque Alonso. Los tres restantes son de Presidente Franco, Ytakyry y Pedro Juan Caballero.

De los 19 distritos de Central, 14 cuentan con casos activos. En las ciudades donde solo hay un positivo, se produjo por un nexo sin identificar; por lo que se presume una circulación comunitaria por fuera de la órbita epidemiológica que arma el equipo de Vigilancia de la Salud.

"El hecho de que las personas tengan síntomas leves o incluso no tengan síntomas no significa que el virus no pueda propagarse y no pueda alcanzar a personas más vulnerables; ya sea por la edad o por enfermedades concomitantes y ahí sí tengamos muchos fallecimientos que lamentar", exclamó. Por eso, instó al uso de las mascarillas y el distanciamiento físico. "Y, por sobre todo, evitar compartir utensilios de uso personal como bombillas", exhortó.

Las cifras
1.711 casos confirmados de coronavirus se registraron hasta ayer en el país, de los cuales 1.013 han logrado recuperarse.
230 contagiados, entre reos y funcionarios penitenciarios, ya se dieron en el penal de varones de Ciudad del Este.
28 casos sin nexo se dieron desde el inicio de la fase 3, principalmente en Asunción, Central y Alto Paraná.

Mario Abdo reitera preocupación
El presidente Mario Abdo Benítez reiteró su preocupación por la propagación del coronavirus más allá de las fronteras y consideró que lo que está ocurriendo con la penitenciaría de Ciudad del Este es un riesgo.
"Vamos a ir controlando mientras nuestro sistema de salud no esté saturado. Vamos a seguir avanzando lentamente. En algunos casos vamos a parar. Ahora paramos dos semanas", significó sobre el avance o retroceso de la cuarentena inteligente.
Todo depende del análisis territorial y de las recomendaciones de los expertos de salud para tomar una determinación de retroceder o avanzar. Puso como ejemplo el caso de la localidad de San Roque (Paraguarí), que hace siete días no confirma nuevos casos, luego de retroceder en algunas de las fases.
Sostuvo que a nivel global no hay mucha experiencia ni antecedente. "Estamos haciendo el mayor de los esfuerzos escuchando a los epidemiólogos y el análisis que hacen ellos para tomar decisiones en cada caso", significó.
EVENTOS SOCIALES. El presidente consideró que hay que cuidar y tomar las precauciones considerando que el contagio de los últimos casos confirmados se dieron durante eventos sociales. Mencionó que en los ambientes laborales prácticamente no hay problemas. "Gracias a Dios. Pudimos construir capacidad laboral respetando los protocolos. La gente que trabaja tiene otra conciencia", apuntó.
CDE. Con relación a la penitenciaría, Mario Abdo dijo que hay que prepararse para que el gran porcentaje de los reclusos den positivo. "Lo que ocurre en la penitenciaría, hay que prepararse para que el gran porcentaje de los reclusos den positivo. Es un virus altamente contagioso. Seguramente gran parte van a dar. Hasta hoy son asintomáticos y no tienen necesidad de hospitalización y es un alivio. Vamos a tomar las medidas adecuadas", significó el mandatario sobre la preocupación que va tomando a partir de los primeros casos confirmados durante la semana.
Ayer se confirmó que un militar que se encargaba de la custodia perimetral de Tacumbú también dio positivo al virus.

Fuente: UH