-->

Policía halla partes de 20 a 30 vehículos robados en presunto desarmadero

El comisario Javier Maldonado, del Departamento de Control de Automotores, manifestó que en el lugar denominado Taller Paiva, ubicado en la calle Roque González de Santacruz casi Soldado Ovelar, de la ciudad de Fernando de la Mora, se pudieron encontrar varias partes de vehículos desarmados que fueron denunciados como robados.

Se hicieron presentes en el lugar varias víctimas del robo de sus vehículos y cinco de ellas identificaron partes de sus autos, como así también varias de sus pertenencias. También encontraron documentos varios, que estaban en el momento del robo dentro de los habitáculos.

Fiscalía realiza nuevo allanamiento en taller donde presuntamente desarmaban autos robados

Específicamente se hallaron documentos correspondientes al automóvil de la marca Toyota, tipo Runx, de color negro, chapa BVH 180, denunciado como robado el 15 de mayo de este año, en la Comisaría 11ª Central.

Taller Paiva.jpg

El taller Paiva está ubicado en las calles San Roque Gonzalez casi Soldado Ovelar, zona Sur de la ciudad de Fernando de la Mora.

Foto: Gentileza Iván Páez.

También partes del automóvil de la marca Toyota, tipo IST, color negro, chapa CDV 762, denunciado como robado el 18 de febrero de este año, en la Comisaría 6ª de Asunción. Además, partes del automóvil de la marca Toyota, tipo Allion, de color gris, chapa HCR 390, denunciado el 11 de febrero de este año, en la misma comisaría.

En el lugar además encontraron partes del automóvil de la marca Toyota, tipo Allion, color plata, chapa HFK 180, denunciado el 14 de marzo pasado, en la Comisaría 11ª del Departamento Central.

Nota relacionada: Un policía lesionado y dos aprehendidos en Fernando de la Mora

Finalmente, se halló un par de chapas HCA 538, correspondientes al automóvil de la marca Toyota, tipo Ractis, año 2005, color gris.

El jefe policial dijo que se habla de aproximadamente 20 a 30 vehículos robados, cuyas partes fueron encontradas en el lugar. No se descarta que más víctimas sigan reconociendo partes de sus rodados.

«Este local fungía como un taller pero en realidad lo que hacían era recibir, reducir los vehículos robados, desarmarlos y comercializar sus partes», expresó en conversación con un medio local.

Allanamiento zona sur.jpeg

Hasta ahora hay cuatro personas detenidas en el marco de la investigación.

Foto: Daniel Duarte

Comentó que lo primero que realizan estas personas es eliminar los números de chasis porque es lo que los puede delatar fácilmente y que encontraron muchos vehículos circulando con implantes de chasis.

Le puede interesar: Grupo robaba autos para usar sus piezas en otros vehículos, según Policía

Los agentes hallaron la peculiaridad de ventilete roto, el cual es la forma con la que ingresan al habitáculo del vehículo para luego robarlo.

El Ministerio Público dispuso que las partes queden en el lugar, que ya fue lacrado, para que este jueves se puedan verificar las partes halladas a fin de identificar a las víctimas.

La Policía Nacional aconseja a aquellas personas que van a comprar vehículos usados a que se acerquen al Departamento de Control de Automotores para que el rodado sea verificado, sin ningún costo.

El caso

Los agentes del Departamento de Control de Automotores estaban haciendo la pesquisa del Taller Paiva en la tarde de este martes, cuando lograron visualizar que de ese lugar salió un automóvil de la marca Toyota, modelo Corolla, de cuatro puertas y sin chapa, que fue denunciado como robado en jurisdicción de la Comisaría 11ª Metropolitana de Asunción.

A bordo del rodado iban dos hombres, quienes al percatarse de la presencia policial emprendieron una huida y se inició una persecución por unas cuadras.

vehículo.jpg

Así quedaron los vehículos en los cuales se desplazaban los efectivos policiales y los sospechosos con el automóvil robado.

Foto: Gentileza.

Finalmente, los agentes policiales lograron embestir el vehículo para interceptarlo y fue así que uno de los policías identificado como José Lezcano resultó con el brazo fracturado.

En ese momento fueron aprehendidos Inocencio Fretes y William Mamani, este último de nacionalidad peruana. Posteriormente fueron capturados Pedro Paiva, dueño del taller allanado, y Alfredo Espínola, quien también estaba trabajando en el lugar en el momento de la intervención policial.

Fuente: UH