Los Grammys rebautizan su polémica categoría urbano contemporáneo

La decisión de la Academia de la Grabación se produce en medio de las crecientes críticas en la industria musical sobre el término «urbano» que durante mucho tiempo ha englobado géneros como el hip-hop y el R&B, pero que muchos creen que menosprecia la innovación de la música negra.

La categoría renombrada «está destinada a resaltar álbumes que incluyen los elementos más progresivos del R&B y puede incluir muestras y elementos de hip-hop, rap, dance y música electrónica», dijo la academia.

«También puede incorporar elementos de producción que se encuentran en el pop, el euro-pop, el country, el rock, el folk y la música ‘alternativa’», añadió.

El viernes, el sello Republic Records, una división de Universal, dijo que dejaría de usar el término «urbano» en el léxico de su compañía.

Si bien los orígenes del uso del término en la jerga musical no tienen una connotación negativa -un DJ de radio negro de Nueva York lo acuñó en la década de 1970- hoy se considera un término genérico anticuado que margina el trabajo de la música negra, especialmente cuando el hip-hop y el R&B se encuentran entre los géneros más populares del mundo.

Entre los temas ganadores del premio Grammy de la categoría «Urbano contemporáneo» se cuentan Cuz I Love You de Lizzo, Everything Is Love de Beyonce y Jay-Z y el álbum visual Lemonade de Beyonce.

En su anuncio, la academia dijo también que cambiaría «Mejor actuación de rap cantado» por «Mejor actuación de rap melódico».

No obstante, la academia no descartó por completo el «urbano»: permanece en categorías como la recientemente titulada «Mejor pop latino o álbum urbano».

«Urbano» sigue siendo ampliamente aceptado como un término general que incluye el reguetón, el hip-hop latino, el trap latino y el dancehall, todos los cuales han crecido en popularidad en los últimos años.

«Entendemos que en el clima actual, ese sentimiento podría estar cambiando. Continuamos haciendo seguimiento al debate y estamos comprometidos a hacer los ajustes necesarios», dijo la institución a la revista Rolling Stone.

La Academia de la Grabación, con sede en Los Ángeles, también cambió su controvertido pero prestigioso premio a «Mejor artista nuevo», eliminando el requisito de elegibilidad que limitaba un número específico de lanzamientos.

Y meses después de que se viera sacudida por el escándalo provocado por el despido de su presidenta Deborah Dugan tras hacer acusaciones de acoso sexual e irregularidades en las votaciones, la organización anunció cambios en su Comité de Revisión de Nominaciones.

La academia estableció límites a la duración de los cargos para el comité de membresía y prometió examinar mejor los conflictos de intereses en el proceso de nominación.

Fuente: AFP.

Fuente: UH