Incautan celulares en allanamientos realizados por el caso Juliette

El fiscal Carlos Maldonado participó en el allanamiento realizado este miércoles en la propiedad de un hombre de nacionalidad austríaca, conocida como Cabaña Arami, situada en la compañía de Isla Alta, en Emboscada, Cordillera, cerca del establecimiento Monte Pacará, en la zona donde se registró la desaparición de Juliette, la niña de 7 años.

El representante del Ministerio Público señaló a través de NPY que en el procedimiento se incautó el teléfono celular del dueño del lugar.

Refirió en ese sentido, que el ciudadano extranjero se mostró colaborativo en todo momento con los agentes de la Policía Nacional y la Fiscalía, y dijo que el mismo manifestó que no conoce al padrastro de la pequeña, Reiner Oberüber, ni a la mamá, Lilian Zapata.

Nota relacionada: Caso Juliette: Realizan allanamientos en Isla Alta y Campo Grande

«Según las manifestaciones que él indicó no conocía al señor Reiner ni a la señora Lilian, por eso estamos llevando elementos para cotejar», enfatizó.

El operativo apuntaba a encontrar la computadora personal del padastro que podría tener indicios del paradero de la niña. El agente fiscal confirmó al respecto que hallaron una máquina, pero se constató a través de un técnico que pertenecía al ciudadano austriaco.

Presuntamente, en este lugar Oberüber habría llevado algunos artículos para dejar en resguardo, pero el fiscal interviniente aseguró que hay poca o nula vinculación entre el propietario del establecimiento y Reiner Oberüber.

Fiscala sostiene que Juliette está con vida

En cuanto a la vivienda allanada en la localidad de Campo Grande, los intervinientes afirmaron que se incautó también el teléfono móvil del dueño, que es un ciudadano alemán, quien admitió que sí tenía vínculos con el padrastro. De este lugar se llevaron como evidencia documentos que podrían aportar a la investigación.

El propietario del domicilio reconoció que tenían una amistad con el mismo, y asimismo colaboró con la causa.

La fiscala María Irene Álvarez, que conforma el equipo de investigación sobre la desaparición de Juliette, sostiene que la niña se encuentra con vida.

Lea también: Incautan más elementos en operativos, pero siguen sin rastros de Juliette

Por el caso ya realizaron varios allanamientos, pero en ninguno de los procedimientos se pudo dar hasta el momento con el paradero de la misma.

El padrastro y la madre de Juliette están recluidos. A los 20 días de la desaparición, la Fiscalía ordenó la detención de los dos y fueron imputados por los supuestos hechos de violación del deber del cuidado y abandono.

La jueza Haydée Berlinda Pereira decretó la prisión preventiva para ambas personas.

Por su parte, Stephan Le Drougamet, padre biológico de la niña, aseguró que la investigación policial y fiscal debe apuntar a Reiner Oberüber. Pidió que se averigüe cuáles son los antecedentes del hombre y por qué vino a Paraguay. Advirtió de acciones legales, pese a que se encuentra en Suiza.

Fuente: UH