Una Independencia sin desfiles pero con actos de solidaridad

En las calles de Tobatí, la ciudad donde nació el prócer Pedro Juan Caballero, este año no habrá desfiles de homenaje por el 209 aniversario de la Independencia del Paraguay, debido a las restricciones sanitarias ante la pandemia del coronavirus. Los pobladores prefieren homenajear de otra manera a los héroes de la gesta del 14 y 15 de mayo de 1811.

A la entrada de la ciudad, en una humilde vivienda sobre la avenida que lleva el nombre del capitán Caballero, un grupo de mujeres sirve un delicioso tallarín con pollo a numerosas personas humildes que forman fila, guardando prudente distancia para recibir el almuerzo del día.

"Esta es nuestra manera de hacer patria y de honrar a los próceres. En lugar de desfilar, hoy damos de comer a las personas que quedaron sin trabajo por la crisis del coronavirus", dice Mirta Martínez, una de las integrantes de la comisión de vecinos de la Capilla Santa Lucía, que desde hace dos meses sostienen la olla popular con el aporte de ciudadanos solidarios.

"Muchos trabajadores artesanos y obreros de las olerías quedaron sin trabajo y sin sustento con esta crisis. Quienes podemos, decidirnos juntarnos y colaborar para alimentarles. Es lo menos que podemos seguir haciendo, en este mes de la independencia", agrega Carmen Ramírez de Mena, la dueña de la vivienda donde se ha montado la cocina comunitaria.

A pocas cuadras de allí, en la plaza principal de Tobatí, el busto de Pedro Juan Caballero se ha quedado sin ceremonias, sin discursos y coronas de flores de sus conciudadanos, pero probablemente está recibiendo el mejor homenaje en más de dos siglos.

SEMILLERO

El Departamento de Cordillera es un semillero de héroes no solamente para la gesta de la Independencia, sino para diversas epopeyas de la historia del Paraguay, destaca el docente Almide Alcaraz, directivo de la Asociación Cultural Jukyty de la ciudad de Eusebio Ayala.

"En Tobatí nació el prócer Pedro Juan Caballero, al igual que el combativo Fray Fernando Caballero; en Typychaty, Eusebio Ayala, nació el prócer Juan Bautista Rivarola y de esta misma región partió el comandante Manuel Atanasio Cabañas, nacido en Pirayú, vencedor de la batalla de Tacuary, gran actor militar de la gesta revolucionaria, entre otros patriotas", refiere.

Almide, quien cada año acostumbraba vestirse de prócer para recrear escenas históricas en la Casa de la Independencia y en otros escenarios, junto a miembros de la Asociación Cultural Mandu'arã, dice que este año han debido suspender las actividades patrióticas por la emergencia sanitaria. "Como ciudadanos, el confinamiento nos lleva a replantearnos el sentido de la Independencia, a preguntarnos sobre la motivación de aquellos próceres y la que nos debe animar a nosotros a construir un país mejor", destaca.

En 2011, cuando se conmemoró el Bicentenario de la Independencia, Almide y otros amigos de la ciudad de Eusebio Ayala, principalmente docentes, fundaron la Asociación Cultural Jukyty. Desde entonces la organización ha cumplido una valiosa labor en el rescate de la memoria histórica, reivindicando a los Próceres de Mayo, a los Niños Mártires de Acosta Ñu y a revalorizar elementos culturales y gastronómicos de identidad regional, con la creación del Centro Cultural Chipá Literario y actividades anuales como el Chipa Rape y la Fiesta Nacional del Chipa.

CUESTIONAMIENTOS.

Almide, quien también preside la Comisión del Sesquicentenario de la Guerra de la Triple Alianza en Cordillera, dice que la conmemoración del 209 aniversario de la gesta de mayo de 1811 resulta diferente, pero a la vez única.

"No vamos a poder realizar los actos masivos que hacíamos en años anteriores, pero esta misma situación atípica, en que observamos actitudes solidarias como también hechos indignantes, nos lleva a repensar el sentido de la Independencia. Nos estamos dando cuenta con más claridad de muchas cosas que se deben corregir en el país y se percibe una fuerza ciudadana para empujar esos cambios. De manera distinta, es lo que también habrán sentido nuestros próceres en aquella época", indica.

Desde las organizaciones en la que participa, ligadas a la educación, a la historia y a la cultura, Alcaraz plantea utilizar las plataformas digitales y los medios de comunicación para emitir mensajes y propuestas que refuercen valores de patriotismo y de solidaridad, inspirándose en los héroes y en grandes hombres y mujeres que han dedicado su vida a la construcción de un mejor país.

"Hoy percibimos que una de nuestras principales falencias está en la educación, además de la necesidad de una mejor salud pública y una mejor economía. Es en este campo el que nos toca comprometernos y seguir trabajando. Esa es la verdadera lucha por la nueva independencia", destaca el docente y gestor cultural que todos los años se vestía de prócer.

"Tengo esperanzas de que el Paraguay pueda cambiar"

"Los habitantes del Paraguay hemos luchado tanto por ser libres a lo largo de estos 209, que nos merecemos que nuestra patria pueda cambiar y darnos una vida más digna", sostiene el activista social e investigador caacupeño Víctor Duré, quien entre diversos estudios de rescate de la memoria histórica incluye a los actores de la Independencia del Paraguay desde la región de Cordillera.

"Desde aquí han surgido personalidades que han influido mucho en la gesta libertaria de mayo de 1811, como el comandante Luis Caballero y Añazco, quien nació en Ytumí, cerca de Caacupé; es el padre del capitán Pedro Juan Caballero, nacido en Tobatí. El comandante Caballero tuvo un rol destacado en la batalla de Tacuary; fue quien construyó el puente para sorprender y derrotar a Manuel Belgrano y crear las bases para la Independencia", destaca.

El comandante de las fuerzas paraguayas victoriosas en Tacuary, Manuel Atanasio Cabañas, nacido en Pirayú, fue otro cordillerano clave. "Cabañas era un poderoso terrateniente en toda esta región, tenía mucha influencia. También era de Cordillera el prócer Juan Bautista Rivarola, nacido en la zona de la actual ciudad de Eusebio Ayala, al igual que los hermanos Juan Bautista y Gervasio Acosta. Desde aquí partieron las tropas de urbanos que tuvieron activa participación en los sucesos de mayo de 1811", agrega.

Víctor valora el proceso de construcción y consolidación de la Independencia que se dio durante los gobiernos de Francia y los López, que se cortó abruptamente con la Guerra de la Triple Alianza. "El modelo político paraguayo independiente, que tenía sus deficiencias, pero era único en América, no se pudo recuperar. Nuestro país no solo fue derrotado, sino ocupado por los intereses extranjeros. Hubo una larga lucha de resistencia en todo este tiempo, hasta la dictadura de Stroessner".

Duré fue un activo luchador contra la dictadura y sufrió persecución. Desde la Coordinación de Derechos Humanos de Cordillera sigue investigando casos y rescatando la memoria de las víctimas. "Creo que lo que hoy está pasando en el país nos aporta elementos para repensar la independencia. Hemos recibido tantos golpes, que solo nos queda tener esperanzas. Yo sigo manteniendo la esperanza de que el Paraguay puede cambiar", indica.

Fuente: UH