Madre campesina, modelo de entrega en busca de mejores condiciones de vida

Se trata de la historia de Nidia González, quien tiene varias facetas protagónicas y hoy enfrenta la pandemia del Covid-19 como trabajadora del campo, adecuada a los tiempos.

Ella se dedica a criar a sus hijos y al trabajo rural en la comunidad Santo Domingo en la ciudad de Coronel Oviedo, Caaguazú. Esta madre recoge semanalmente de su huerta hortalizas frescas que son comercializadas en una feria de Kuña Guapa.

La mujer optó por generar producción en una huerta que fue creciendo a medida que la demanda requería de hortalizas frescas. Con su trabajo, busca día a día mejorar las condiciones de vida de sus hijos.

nidia gonzalez1.jpg

Todos los jueves esta feria fortalece el ingreso de las kuña guapa, madres jefas de hogar.

Foto: Robert Figueredo

Doña Nidia también lidera un comité de 13 mujeres rurales emprendedoras, que se dedican a la producción hortícola. La intermediación les brinda un ingreso adicional que entusiasma y genera mejores oportunidades de vida para Nidia y sus compañeras.

El encierro sanitario de la población, a más de constituir un problema económico, significó para las madres emprendedoras un incremento de las ventas semanales en la feria organizada todos los jueves en el centro de Coronel Oviedo.

Orgullosa de ser una madre campesina exitosa doña Nidia González anima al trabajo y valora el acompañamiento técnico recibido de parte de la Facultad de Producción de la Universidad Nacional de Caaguazú.

Fuente: UH