Indígenas denuncian deforestación de sus tierras y amenazas

Las denuncias de deforestación ilegal en esta propiedad con medidas judiciales de no innovar ya fueron presentadas por los nativos el año pasado, sin embargo, los mismos fueron procesados por el fiscal Andrés Arriola, quien amenazó con imputar a los indígenas, según detalló la abogada Emilia Cano, representante de la comunidad.

La misma explicó que la tierra (unas 10 mil hectáreas en Infante Rivarola, Boquerón), tiene una resolución del año 1984 que la declara colonia nacional indígena Loma, pero que el Indert aún no terminó el proceso de adjudicación, que se daría una vez culminada la mensura judicial, según prometieron.

Mientras tanto, tres estancias ganaderas amenazan a la comunidad y los bosques nativos del lugar, ante la inacción policial y fiscal en la zona.

Mades. A pesar de que los propietarios de estas estancias no cuentan con ningún título de propiedad sobre dichas tierras en litigio y con medidas cautelares, las autoridades del Ministerio del Ambiente y Desarrollo Sostenible (Mades) les otorgó licencias ambientales, incluso ignorando que fueron multadas por el Infona por deforestar 3.307 hectáreas de bosques nativos, lo cual también les valió la negación para seguir deforestando.

La organización Tierraviva también denunció dicha acción por parte del Mades, en un caso que afecta a la comunidad Yshir. "El Ministerio del Ambiente y Desarrollo Sostenible emitió el 6 de febrero del presente año una resolución donde aprueba el Plan de Uso de la Tierra de la firma Paraverde SA; según el mencionado documento la firma pretende realizar explotación de carbón y agroganadería en una propiedad que viene siendo reclamada como territorio ancestral por el pueblo Yshir desde el 2010.

Cuestionan que la licencia viola la medida cautelar establecida en el 2016 y confirmada en el 2019, y continúa el despojo de más del 97% de las tierras de los Yshir.

Fuente: UH