Renuncias de Samudio y de Melgarejo no les exime de investigación

El Ministerio Público investiga los altos costos pagados por Petropar y la Dinac por insumos en medio de la pandemia. La renuncia de los presidentes de ambos entes, de Patricia Samudio y de Édgar Melgarejo, respectivamente, no les exime de las sospechas y de la investigación en curso realizada por la Fiscalía.

En ambos casos debieron abandonar sus cargos de las instituciones tras las críticas realizadas por diversos sectores ciudadanos y denuncias presentadas por referentes políticos de la oposición.

La Secretaría Anticorrupción también comenzó una investigación que debe ser elevada al presidente de la República, Mario Abdo Benítez, en relación a ambas entidades. Abdo en todo momento dijo que para tomar una decisión sobre los dos hoy ex funcionarios debía primero contar con dichas conclusiones.

Pero antes de que se elevaran los resultados de las investigaciones ambos funcionarios estatales presentaron su renuncia luego de que el Ministerio Público realizara allanamientos para retirar los documentos relacionados a las denuncias.

Por ahora la Fiscalía está colectando datos, aunque de entrada, tras el allanamiento realizado a Petropar por los fiscales Rodrigo Estigarribia y Francisco Cabrera, la hasta entonces titular de Petropar, Patricia Samudio, planteó recusación para apartarlos del caso y de esa manera trabar la pesquisa. No obstante, ayer la fiscala general Sandra Quiñónez designó a la fiscala Liliana Alcaraz, de larga trayectoria en el Ministerio Público, para seguir con la investigación.

Un aspecto llamativo de la recusación es que, pese a ser la denuncia innominada, Patricia Samudio recusó a los fiscales no siendo ella parte de la causa penal iniciada.

Licitación de Petropar

El Ministerio Público informó que se revisarán cada punto de la licitación para determinar si existió algún hecho punible. Las compras cuestionadas incluyen agua tónica, mascarillas y termómetros.

El llamado a licitación para la compra de mascarillas N95 se realizó el pasado 17 de marzo y aunque el costo máximo fijado por Petropar fue de G. 25.000, finalmente se terminó pagando la suma de G. 38.000 por cada una.

El valor total de la operación fue de G. 359.700.000.

Agua tónica

Dentro de la licitación también se incluyeron unas 5.000 unidades de agua tónica, a G. 5.000, con un costo tres veces más que en el mercado, además de termómetros a G. 1.700.000.

Samudio había argumentado que la compra de agua tónica se dio porque, en el momento, se creía que el producto generaba cierto tipo de inmunidad al coronavirus (Covid-19).

El caso fue denunciado ante la Fiscalía por un grupo de diputados de varios partidos políticos.

Dinac

La investigación a la Dinac tiene que ver con una compra realizada por la institución de 4.000 mascarillas a G. 29.990 cada una, que desencadenó en una investigación fiscal ante la sospecha de una supuesta sobrefacturación.

El Ministerio Público allanó varias oficinas de la Dinac y procedió a incautar documentos, computadores y el celular de Melgarejo.

También se denunció ante el Ministerio Público que la empresa que suministró los tapabocas y un consorcio tenían un contrato de mantenimiento con la institución y que serían firmas de maletín.

La empresa Proyecto Global SA proveyó tapabocas a G. 29.990 a la Dinac, y la denuncia presentada ante la Fiscalía habla de una posible sobrefacturación. La firma está representada por una joven de 20 años, identificada como Katherine Pamela Toñánez Vera.

La misma también representa al Consorcio Aerotech, que realizó trabajos de asistencia y mantenimiento de equipos aeronáuticos, comunicación, navegación y vigilancia, por un monto de G. 2.101 millones.

Fuente: UH