Tía de niña raptada en Minga Guazú no denunció amenazas por miedo

La tía de la niña raptada en Minga Guazú (Alto Paraná), de 17 años, expresó en una entrevista concedida a NPY que más de una vez sintió miedo. Contó que el detenido e imputado en la causa de su sobrina, Héctor Eduardo Martínez Núñez, la tenía constantemente amenazada y encerrada. Incluso, no quería que vuelva a estudiar ni que visitara a su familia.

"El viernes que pasó fue nuestra audiencia y él me dijo que iba a pagar muy caro lo que yo estaba haciendo", relató.

Esto fue lo que el hombre esgrimió en voz baja a la adolescente la última vez que se vieron en una audiencia, donde se dictó una orden de restricción, aseguró la joven.

Manifestó que fue víctima de constantes agresiones cometidas por Martínez Núñez desde los un año y medio de relación. Dos años la visitó a la casa de sus padres, solo los fines de semana, y tuvieron tres meses de convivencia, cuando la violencia se comenzó a acentuar.

Nota relacionada: Abuelo de niña dice que familia era amenazada por el detenido

Él la tenía encerrada y se ponía agresivo cuando estaba aparentemente bajo efectos de drogas o alcohol, contó. Muchas veces le manifestó que si ella rompía la relación iba a matarla a ella y a su familia, lo cual intensificaba su temor. "Yo lo que hacía era me tranquilizaba, porque yo tenía miedo. Hasta ahora tengo miedo (sic)", mencionó con voz angustiada.

Señaló que por ello no denunció antes el hecho. "No hice la denuncia porque estaba amenazada", aseguró.

En su testimonio afirmó que el aprehendido está implicado supuestamente en el tráfico de drogas. Refirió que consumía y vendía específicamente cocaína.

Además, mencionó que la madre del presunto agresor, Limpia Concepción Núñez Goiburú, quien también se encuentra detenida en el caso, tenía conocimiento de su encierro y de las agresiones ejercidas por su hijo; pero "no decía nada".

Tras hallazgo de cadáver, Policía dice que caso de desaparición de niña está cerrado

Un tercer aprehendido por el rapto de la niña de 7 años en Minga Guazú es un hombre identificado como Elvio Ovidio Carozo Cristaldo, de 32 años.

La joven logró escapar del lugar donde vivía con Héctor Eduardo Martínez Núñez hace 22 días, aproximadamente, y luego presentó una denuncia en su contra. Desde entonces, el ahora detenido no dejó de frecuentar las inmediaciones de la vivienda de los padres de la víctima, de acuerdo con la versión de la entrevistada.

En ocasiones amanecía durmiendo en el interior de un vehículo estacionado en la propia vereda de la casa de su familia, indicó.

Lea también: Suman tres los detenidos por el rapto y desaparición de niña en Alto Paraná

Subrayó que cuando raptaron a su sobrina, automáticamente sospechó de su ex pareja, por las descripciones que realizaron algunos testigos.

En medio de la búsqueda de la niña, el domingo, un hombre encontró un cadáver calcinado de contextura física pequeña en una propiedad ubicada a la altura del kilómetro 26 de la Ruta PY02, Minga Guazú. Se sospecha fuertemente que se trata de la sobrina desaparecida.

Pese a que los análisis del cuerpo siguen en curso, la Policía Nacional afirmó que el caso de rapto y desaparición de la niña de 7 años en Minga Guazú está prácticamente cerrado.

Fuente: UH