-->

Ingresos de personas que viven del día a día bajaron abismalmente

Antes de que el Gobierno decretara el estado de emergencia sanitaria en todo el territorio nacional, con el fin de evitar la expansión del coronavirus, la semana pasada ya había tomado la decisión drástica de suspender todos los eventos de concurrencia masiva, las clases, actividades religiosas y deportivas.

Esto golpeó principalmente a los jornaleros, quienes viven del día a día con sus respectivos trabajos. Este jueves, varios de ellos dieron sus testimonios en NPY y coincidieron en que hace más de una semana sus ingresos disminuyeron demasiado.

Doña Sixta, de 63 años, tiene un pequeño kiosco en su casa donde vendía empanadas y sándwiches de milanesa, que ahora ya no puede hacer porque no tiene clientes a quienes vender. El miércoles, su ingreso solo fue de G. 10.000, así que para esta jornada improvisó un puesto de venta de yuyos frente a su domicilio para salvar la situación.

Le puede interesar: Mayoría de empresas revelan que las ventas cayeron más del 70%

La mujer manifestó entre lágrimas de la impotencia que ya no cocina porque "lo hace de balde". Le intranquiliza la situación porque con lo que gana a diario subsisten ella y su marido, de 80 años, quien está enfermo. "¿Qué voy a hacer si hoy todo está cerrado?", se preguntó con preocupación.

Pidió a las autoridades nacionales solamente poder acceder a la pensión alimentaria de adultos mayores para paliar la situación. "Y eso nomás, con eso ya está bien", agregó. "Porque no tenemos nada", dijo entre lágrimas en otro momento.

Doña Ramona, que es propietaria de un comedor, por su parte, señaló que antes vendía 120 platos de comida al día más el desayuno. "Ahora 40 ya es mucho", enfatizó. Afirmó que bajó muchísimo la venta y que además tiene personal a los que pagar en su negocio. "La gente está atemorizada. Ahora ya atendemos por eso solo desde el portón", expuso.

Vendedora 2 NPY.jpg

Doña Ramona ahora solo atiende desde el portón a sus clientes.

Foto: Captura de NPY.

Desde la Asociación de Mecánicos Unidos del Paraguay también se pronunciaron con respecto a la situación que les afecta en lo económico.

Uno de los miembros indicó que ellos también "están desamparados". "Necesitamos pagarle también a nuestros trabajadores", recalcó.

"La idea es que nos tengan consideración en nuestros impuestos, pagos de préstamos y alquileres. Todos tenemos compromisos, incluso con los proveedores a los que estamos adeudando. Necesitamos una ayuda. Si nos pueden ayudar en eso (el Gobierno). Hace 15 días que estamos apretados con esto", describió.

Lea también: SEN anuncia asistencia alimentaria para trabajadores censados

Un gomero, del mismo gremio, acotó que va a tener que rotar los días de trabajo a su personal como medida ante las restricciones del Estado; mientras que un electricista contó que hay colegas suyos que ya están cerrando talleres en el interior del país, porque hace 15 días que no está ingresando nada.

El Gobierno anunció medidas económicas de contingencia para ayudar a los distintos sectores económicos por la pandemia de Covid-19, y decidió asistir a los trabajadores informales afectados con kits de alimentos e higiene.

No obstante, muchos ya reclaman que no están incorporados en estos paquetes. Hasta la Asociación de Vendedores Ambulantes solicitó ser adheridos a la lista de asistencia.

Fuente: UH