Informe revela creciente tráfico de especies exóticas por internet

El estudio señala a redes sociales, como Facebook, YouTube o Instagram y sitios de e-commerce, que «fomentan la demanda de los consumidores y el mercado negro de mascotas exóticas».

Según World Animal Protection, millones de animales silvestres son capturados o criados en cautiverio para ser comercializados en el multimillonario mercado de las mascotas exóticas, "una bomba en lo que se refiere a enfermedades infecciosas o mortales", ya que estos animales suelen permanecer enjaulados en funestas condiciones.

La epidemia del coronavirus y los brotes regulares de infecciones por salmonella "resaltan el peligro de la proximidad entre humanos y animales silvestres en malas condiciones de cautiverio", señala la organización, que exige "acabar definitivamente con el comercio de mascotas exóticas, no solo por el bienestar de los animales y la biodiversidad, sino también para proteger la salud humana".

El de reptiles representa el 20% del comercio mundial de mascotas exóticas y, según revela el informe, las condiciones en que los criadores mantienen a estos animales "no cumplen con los estándares mínimos de cuidado", pues permanecen expuestos al público en el interior de pequeños contenedores plásticos y cajas de vidrio.

Se estima que de los nueve millones de especies exóticas que poseen los hogares de Estados Unidos más de la mitad corresponde a reptiles y que la tasa de mortalidad de reptiles en el Reino Unido en el primer año de vida en un hogar puede llegar al 75%.

World Animal Protection pone especial énfasis en la situación de la serpiente pitón real africana, el animal vivo más comercializado legalmente de África, un continente que ha exportado más de tres millones de ejemplares en 45 años con destino a Europa, Asia y, sobre todo, a Estados Unidos.

Y subraya que la cría en granjas de esta especie en el occidente africano depende directamente de la captura de ejemplares en estado salvaje, que son sacados de sus madrigueras y transportados en sacos junto a otras serpientes, lo que les causa angustia, lesiones, enfermedades e, incluso, la muerte.

Para Edith Kabesiime, directora de la campaña de Vida Silvestre de World Animal Protection-África, "el comercio internacional de pitón real africano es una importante fuente de ingresos para algunas comunidades locales, pero cuando todas las serpientes desaparezcan, el dinero también lo hará".

"Con el reciente brote de coronavirus, también estamos entendiendo que el coste económico y humano de la demanda de una mascota de lujo es un precio que no vale la pena pagar», señala.

Cassandra Koenen, responsable de la campaña Vida Silvestre, No Mascotas, denuncia el comercio de millones de pitones reales en las últimas décadas, «víctimas de crueldad desde el momento de su captura y durante toda una vida en cautiverio".

Fuente: EFE

Fuente: UH