Fragilidad en los aeropuertos en control de las personas

Mucho depende de la propia conciencia o autorreporte de aquellos potenciales afectados con el Covid-19, cuando aún pasando por los puestos del Estado en estos no fueron controlados eficazmente o se dieron casos de personas que lo evadieron.

En gran medida consiste en las informaciones que proporciona el pasajero. Se basa en la confianza sobre la veracidad de los datos que éste proporciona

Un punto llamativo respecto a los controles en el Aeropuerto Silvio Pettirossi tiene que ver con el caso de la médica argentina que pasó todos los controles en Paraguay, pero que una vez en su país inmediatamente se activó el protocolo, según la prensa argentina.

La profesional llegó de España el fin de semana pasado al Aeropuerto Silvio Pettirossi. La médica no fue retenida en la terminal aeroportuaria. Se alegó que no tenía fiebre. No se implemento el aislamiento.

Posteriormente cruzó por Puerto Falcón al vecino país. En Formosa se activó el protocolo sanitario al corroborarse sus síntomas coincidentes con el coronavirus. Luego fue imputada por la Fiscalía de Clorinda por propagación de una epidemia y desobediencia judicial.

La Fiscalía argentina señala que la médica tenía que haber comunicado en los controles paraguayos de su situación para ser tratada como potencial paciente del coronavirus.

En este último punto resalta la importencia de la conciencia de cualquier persona que crea tiene los síntomas del Covid-19: secreciones nasales, dolor de garganta, tos y fiebre para reportarla a la autoridad sanitaria.

Para el control de la temperatura corporal o constatar si una persona tiene fiebre las autoridades en el aeropuerto cuentan con un escáner, pero si éste factor no salta están otras alarmas que pueden llamar la atención como son los demás síntomas.

En el Departamento del Amambay también los controles son mínimos para el ingreso y salida de personas especialmente con Ponta Porã, ciudad brasileña de mucho movimiento.

Hay que mencionar también que en su capital, Pedro Juan Caballero, viven ciudadanos y estudiantes brasileños que acuden a las diversas universidades de esa ciudad.

Fuente: UH