Economista pide que Estado reduzca costos a las empresas para evitar despidos

Manuel Ferreira, ex ministro de Hacienda, habló con Monumental 1080AM sobre los efectos negativos que ya se sienten sobre la economía tras las restricciones establecidas por el Estado paraguayo y los países de la región ante la pandemia del Covid-19.

«Hay que hacer un breve análisis sobre lo que está ocurriendo: esta crisis del coronavirus es una crisis inédita en el mundo, porque es una crisis de oferta y demanda», refirió.

Mencionó que el problema de oferta se da porque hay restricciones en el distanciamiento social ya que la gente no sale, lo cual provocó el cierre de shoppings, restaurantes y comercios, mientras que la crisis de oferta se da con el cierre de las fábricas y distribuidoras.

«Una concepción que debe quedar clara es que lo que perdiste de demanda no lo vas a recuperar. Esta situación es global y golpea a todos los sectores, tanto a los que operan localmente como a los que operan internacionalmente», apuntó.

Nota relacionada: Mayoría de empresas revelan que las ventas cayeron más del 70%

Aseguró que debido a la caída de ingresos, lo que se debe hacer es diferenciar los costos de las empresas. «Cuáles son los costos que pueden afectar el Gobierno, el primero y el más importante de todos es el pago de deuda», explicó.

«Las medidas de refinanciamiento de créditos me parecen positivas. Creo que estamos en un 80%, pero hay que conseguir más cosas. Otro punto es que hay que darles plata a los bancos, para que los bancos presten plata», indicó.

Para Ferreira, la reducción del 24% al 22% del encaje legal en dólares, que implica aproximadamente USD 100 millones para todo el sistema financiero, no es suficiente. «Necesitamos poner en la calle USD 2.000 millones. En vez de bajar a 22% el encaje legal debe bajar a 12% en dólares y en guaraníes», señaló.

Dijo que esto no arriesgará a una inflación ya que no hay demanda. «La gente se está sentando sobre su plata, por más mucho que tenga, que es lo más lógico», comentó.

Comparó la epidemia como una guerra de los tiempos modernos, cuyo enemigo poco se conoce tanto a nivel sanitario así como el impacto que tendrá sobre la economía.

También puede leer: Gobierno busca aplazar tributos y endeudarse por USD 1.000 millones

«Lo central es proteger el empleo. Lo primero, reducir los costos a las empresas, ayudar a que no despidan o despidan lo menos posible, para ello es el crédito. Hay cinco cosas donde el Estado puede meter su cuchara, que son costos que se le generan a las empresas y a las personas: Los impuestos, el pago del Instituto de Previsión Social (IPS) y el pago de los servicios públicos ANDE, Essap y Copaco», remarcó.

No obstante, el ex ministro reconoció que la idea de una moratoria en un plazo determinado, donde no se pague nada, tendrá como principal obstáculo que el Estado no tendrá recaudaciones.

«Como el Estado se queda sin dinero hay que refinanciar al Estado para que cubra sus gastos. Cómo: prestando del Banco Central del Paraguay, esto está prohibido, pero vamos a tener que hacerlo, creo que vamos a tener que hacer porque no tenemos otra salida», lamentó.

El economista remarcó que el plazo moratorio no significa que el Estado vaya a dejar de cobrar impuestos. «Va a postergar la cobranza de impuestos, pero si nosotros no hacemos esto de cortar los costos, la cantidad de empresas en quiebra que va a haber a la salida de este problema va a ser gigante y no podemos darnos ese lujo», advirtió.

Covid-19: Gobierno toma 5 medidas para reactivar economía

Sobre las medidas tomadas por el Gobierno, Ferreira mencionó que su preocupación es que no se den los créditos de la manera adecuada. «Para ello es necesario establecer un sistema de análisis muy fino para el otorgamiento de créditos. O que el Banco Nacional de Fomento dé liquidez a los bancos privados que sí saben dar estos tipos de créditos», recomendó.

Por el momento, las medidas adoptadas por el Poder Ejecutivo para paliar los golpes del coronavirus en la economía nacional son la de reasignación de recursos, postergación de pago de impuestos y utilización de parte de los fondos de royalties destinados a municipalidades.

Fuente: UH