El plazo para adoptar se reducirá a menos de un año con la nueva ley

La nueva normativa simplificará todos los procesos, estableciendo "plazos breves" para todos los procedimientos previos a la adopción.

Dora Verón, directora del Centro de Adopciones, explicó que con esta ley tanto la búsqueda de la familia biológica o ampliada del niño, niña o adolescente, como el mantenimiento del vínculo pasarán a cargo de la Dirección General de Cuidados Alternativos (Dicuida), que hasta el pasado lunes se denominó Dirección General de Protección Especial (Diproe).

Ahora, se dispuso que dentro de los tres días hábiles de haber quedado firme una sentencia de declaración de estado de adoptabilidad del niño, niña o adolescentes, el Juzgado debe remitir todos los antecedentes al Centro de Adopciones. Antes no existía plazo alguno para el efecto.

Además, el tiempo para que el Dicuida encuentre a la familia original, parientes o personas "del entorno afectivo" se reduce a 90 a 45 días.

"En la primera etapa del proceso, la variante nueva es que se prevé la posibilidad de un entorno afectivo; por ejemplo, una persona vinculada al niño o niña pero no tienen un grado de parentesco. Pueden ser padrinos, como estamos acostumbrados por el bautismo, a encomendarle a otra persona de nuestra confianza el cuidado, es una cuestión cultural fuerte", indicó Verón.

En cuanto a niños abandonados, y si se desconoce su familia de origen, "la pretensión es lo antes posible elevar el informe de la investigación y que por lo menos a los seis meses ya se esté dictando una sentencia de declaración de estado adoptabilidad", refirió.

Verón resaltó que ninguna petición de adopción se podrá hacer al Juzgado, como antes.

"Todos los pedidos tienen que ser canalizados por el Centro de Adopciones, porque antes se les daba la posibilidad a las personas de presentarse directo al Juzgado y posteriormente nos corrían traslado", señaló.

Las personas que desean adoptar, aparte de llenar los requisitos documentales, (ver infografía), ahora deben ser evaluados en Adopciones; un proceso que puede tomar dos a tres meses, dependiendo de la ubicación de los interesados.

Fuente: UH