Delfines son asesinados a balazos en Golfo de México

La Comisión de Pesca y Conservación de Vida Silvestre de Florida y la Oficina Nacional de Administración Oceánica y Atmosférica (NOAA por sus siglas en inglés) informaron sobre los hallazgos que denotan la crueldad con la que fueron asesinados dos indefensos delfines.

Uno de los delfines fue encontrado sin vida la semana pasada frente a las costas de Naples, en el suroeste del estado de Florida. El inofensivo animal tenía heridas de bala o de cuchillo, o posiblemente ambas.

En la semana pasada, el refugio Emerald Coast Wildlife reportó a otro delfín que sufrió una herida de bala en su costado izquierdo frente a Pensacola Beach.

Los expertos creen que las dos muertes podrían derivarse de humanos que alimentaron a los animales, ya que los delfines aprenden a relacionar a personas o embarcaciones con comida, con lo que quedan expuestos a situaciones peligrosas.

Nota relacionada: EEUU investiga causas de muerte de casi 280 delfines en Golfo de México

Al respecto, la NOAA hizo un llamado a la población a abstenerse de alimentar a delfines silvestres y recordó que "acosar, cazar, matar o alimentar delfines salvajes, o intentar realizar estas actividades está prohibido por la Ley de Protección de Mamíferos Marinos de Estados Unidos".

Las infracciones de esta ley "pueden ser enjuiciadas civil o penalmente, y los responsables pueden ser multados con hasta USD 100.000 y penas de un año en prisión». Recientemente, una persona que visitaba Florida fue descubierta tratando de alimentar a un delfín, por lo que fue multada con USD 1.250.

El Departamento de Seguridad de la organización ofrece una recompensa de hasta USD 20.000 por información sobre los responsables de las muertes de los delfines, informó el medio La Vanguardia.

Desde 2002 se han descubierto al menos 29 delfines con evidencia de impactos de bala o flechas, o arponeados. En mayo de 2018 se encontró un delfín muerto en Captiva Island con una perforación en la cabeza. La investigación sobre el caso continúa abierta.

Fuente: UH