Casos de dengue obligan a Ingavi a abrir dos urgencias

El asegurado Lorenzo Lezcano está parado hace horas y sostiene en sus manos una hoja con los resultados del estudio laboratorial y una botella de agua, que toma para hidratarse. Hace ocho días está con síntomas de dengue. Acudió ayer por tercera vez para el control correspondiente desde la ciudad de Luque hasta Fernando de la Mora, en el Hospital Ingavi del Instituto de Previsión Social (IPS). "Tenés que venir temprano", dijo resignado al tiempo de asentir que prefiere acudir hasta Fernando de la Mora que en el Hospital de Luque.

La epidemia no da tregua. Más de 400 nuevos casos febriles se atienden diariamente en urgencias del Hospital Ingavi desde la quincena de enero, una cifra que incide en la sobrecarga del servicio. Ante este panorama, se habilitaron dos servicios de urgencias de Recepción, Acogida y Clasificación (RAC).

Una sala es para atender a los que consultan por primera vez y el otro, es para el control clínico y laboratorial. La medida se tomó para descongestionar el servicio y tratar de agilizar la atención médica a los pacientes con sospecha de dengue.

Filas largas, pacientes con rostros cansados, salas de espera sobrecargadas, personas que aguardan por horas con los estudios de laboratorio en mano es el panorama en el Hospital Ingavi, donde funcionan desde el año pasado los servicios de la policlínica de manera temporal.

El asegurado Aldo Escobar, que acudió ayer desde San Lorenzo, Reducto, hasta Fernando de la Mora, pidió la contratación de más recursos humanos para agilizar la atención médica de los pacientes con cuadros febriles. Hizo el reclamo ante la atenta mirada de los pacientes que asentían con cada pedido de Escobar.

EPIDEMIA

Los recursos humanos no dan abasto ante la gran cantidad de enfermos, admitió la directora, Floria Sánchez. "Estamos en una meseta de la epidemia que estamos sufriendo. No aumentaron ni disminuyeron. Estamos tratando de dar a todos los asegurados una atención adecuada", expresó. Alrededor de 300 pacientes adultos y 120 pediátricos acuden en urgencias por cuadro febril.

"Estamos dentro de una sobrecarga de pacientes. Con esta afluencia importante hemos distribuido la sala de urgencia por un lado con todos los controles, y por el otro lado la sala de contingencia. La espera no es solo por el RAC sino por la cantidad de pacientes que estamos teniendo".

Para dar respuesta a la alta demanda, se contrataron más médicos y se suspendieron algunas vacaciones de doctores y también registran personal de salud con dengue. El reposo se da por urgencias en un promedio de 5 a 7 días. "No hay tantos (pacientes) con signos de alarma. La gente está acudiendo pronto", destacó la doctora Sánchez.

En el nuevo edificio no se dispone de internación, solo salas de observación. Se usa el nuevo edificio, mientras se refacciona la Clínica Periférica. Las instalaciones modernas atraen a un gran número de pacientes en el Hospital Ingavi, que próximamente será un centro de especialidades quirúrgicas.

Fuente: UH