Autopsia revela detalles de graves golpes que sufrió Fernando Báez

El documento entregado a la fiscala Verónica Zambonini detalló que Fernando Báez Sosa murió a causa de un "paro cardiaco traumático por shock neurogénico producido por múltiples traumatismos de cráneo".

La autopsia, puesta en manos de los investigadores el pasado 22 de enero, reveló que los golpes fueron tan fuertes que le generaron una "hemorragia masiva intracraneana intraparenquimatosa", informaron medios argentinos.

Si bien no se registraron fracturas óseas, se determinó que el ataque afectó la zona de la cabeza y el abdomen.

Así también, los forenses observaron "múltiples escoriaciones y equimosis en región maxilar y cara lateral del cuello, entre las que se distinguen dos improntas de pie calzado».

Puede interesarte: Video capta momento de festejo tras golpiza a Fernando Báez

El joven fallecido, de padres paraguayos, sufrió cada uno de los golpes aun estando con vida a la salida del boliche Le Brique en Villa Gesell.

Fernando quedó inconsciente y recibió maniobras de reanimación cardiopulmonar (RCP), para luego ser trasladado hasta un hospital donde se dio su muerte.

El informe detalló a la vez una serie de lesiones cerradas en el abdomen "con laceración hepática y hematomas en el intestino grueso". El traumatismo cerrado es una herida interna, que no es sangrante al exterior, como las lesiones en el hígado.

Pedido de la fiscalía

La fiscala Verónica Zambonini solicitó la prisión preventiva de ocho de los rugbistas y la liberación de otros dos, Alejo Milanesi y Juan Pedro Guarino, quienes seguirán siendo investigados.

La solicitud, que debe ser respaldada por el Juzgado de Garantías, alcanza a Máximo Thomsen (20 años) y Ciro Pertossi (19), imputados como coautores del crimen y, según la fiscala, «quienes habrían acordado previamente darle muerte a la víctima».

Nota relacionada: Si pudiera pediría la pena de muerte, dice papá de Fernando

También se extiende a Matías Benicelli (20), Ayrton Viollaz (20), Luciano Pertossi (18), Lucas Pertossi (20), Enzo Comelli (19) y Blas Cinalli (18), acusados de ser «partícipes necesarios».

La carpeta fiscal tiene más de 250 páginas con diferentes pruebas, siendo el intercambio de mensajes de WhatsApp después del crimen la más contundente.

El asesinato de Fernando se produjo el pasado 18 de enero y causó gran conmoción en toda Argentina. En Paraguay, sus familiares exigen justicia.

Fuente: UH