Tras vertiginoso año, ANR afronta nuevos retos en municipales

Muchos referentes afirmaron que existe una necesidad de cambio de forma tras las derrotas en las principales capitales como Asunción, Ciudad del Este y Encarnación, entre otras, y ese es uno de los desafíos del partido, de por sí desgastado en imagen por las pésimas gestiones de sus dirigentes y el debilitamiento de las dos cabezas más importantes: el presidente de la República, Mario Abdo, y el líder de Honor Colorado, Horacio Cartes.

Abdo tiene un muy bajo nivel de popularidad, en tanto que Cartes se encuentra bajo la lupa de la Justicia brasileña por el caso Lava Jato y su supuesta complicidad con el empresario Darío Messer.

Pero en Asunción, con el fracaso en la administración del ex intendente Mario Ferreiro y la entrega de silla de vuelta a un colorado, Óscar Nenecho Rodríguez, la ANR cuenta con una ventaja que podría ser aprovechada. Si bien está muy dividida y hasta ahora solo presenta figuras gastadas como Óscar Tuma, Hugo Ramírez, Julio Ullón o Martín Arévalo, existen algunas aún frescas como Juan Manuel Brunetti, entre otros.

Lo que deberá ser aclarado es cómo se encuentra la situación del intendente, ya que Honor Colorado anunció que fue apartado de sus filas; sin embargo, este asegura que sigue en el movimiento.

Pero el principal reto para el Partido Colorado es, sin duda, lograr la unidad, aunque no sea total. La ANR está dividida de pie a cabeza y por más que muchos hablaron de evitar internas sangrientas el 12 de julio por el nivel de fragmentación que se genera, e intentar consensuar candidaturas, se ha demostrado que es una misión imposible. Una de las pruebas fue el proceso electoral fallido de los comicios juveniles, donde hubo tres grandes frentes e incontables irregularidades que acabaron con la suspensión de las elecciones para el 16 de agosto.

ALTIBAJOS. Varios sucesos marcaron el vertiginoso año del Partido Colorado. Uno de los más polémicos y que acentuaron la división fue el intento de modificar el estatuto. Un grupo de convencionales, adherentes al abdismo, aprobó aumentar a 10 años la militancia mínima para ser candidato, como un golpe al cartismo, para truncar sus candidaturas y realizar una demostración de fuerza, pero no se completó el protocolo y terminó en la nada.

Otro hecho fue el acuerdo de unidad, cuando los principales líderes, entre ellos el vicepresidente Hugo Velázquez, anunciaron que se unificarían los criterios, fundamentalmente en el Congreso, lo que en la práctica fue un fracaso.

Finalmente, la expulsión de Cynthia Tarragó del padrón por su detención en los Estados Unidos, acusada de lavado de dinero, fue uno de los hechos más resaltantes.

Habrá convención en enero
El Partido Colorado se prepara para un año altamente electoral. En julio se realizan las internas para las municipales y para renovar autoridades. Posteriormente, en agosto, las elecciones juveniles y de mujeres. En noviembre, las municipales.
Pero, además, en enero, la ANR llevará a cabo la convención ordinaria, aunque aún no fueron definidos los temas.
Durante la última sesión de la Junta de Gobierno se aprobó su presupuesto, previendo un gasto de G. 56.293.375.612, y un ingreso de G. 51.498.934.937.

Fuente: UH